Los pensamientos humanos son materiales, según científicos

Investigadores de la Universidad Estatal de Tomsk, en Rusia, en colaboración con personal de la New Bulgarian University, afirman que los pensamientos humanos son capaces de “materializar un objeto”. Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista Cognitive Processing.

solids-153262_1280

Simulación Mental.

Los científicos basaron su investigación en una idea conocida como “simulación mental”, esto con el fin de mostrar que el pensamiento humano es material. Pretendían analizar la forma en que el idioma influencia la percepción del espacio, específicamente las dimensiones esenciales “arriba-abajo” e “izquierda-derecha”.

“Nuestro objetivo era verificar si el significado de las palabras podía influenciar a la simulación mental, es decir, la simulación de la situación en la mente”, dice Oksana Tsaregorodtseva, de la Universidad Estatal de Tomsk.

En el experimento, los investigadores solicitaron a los participantes recordar la localización del punto en el que habían escrito las palaras “arriba” o “abajo”. Los resultados indicaron que la lectura de estas palabras activó la representación del espacio designada por estas palabras, incluso si los participantes estaban concentrados en otros procesos, en este caso, memorizar la localización de los puntos.

“La palabra es capaz de aumentar la sensación de realidad del objeto en el espacio, pese al hecho de que no existen objetos”, explica Tsaregorodtseva.

 

Palabra = objeto.

Las investigaciones recientes nos muestran que la simulación mental no es muy diferente a la realidad en lo que respecta a la percepción del cerebro. Para nuestro órgano más importante, un escenario real y uno simulado son eventos de una misma naturaleza.

Otros experimentos realizados por científicos en Europa sugieren que el simple hecho de recordar la posición espacial de un punto en una pantalla puede afectar la trayectoria de nuestra mirada. Por ejemplo, si una persona memoriza la posición de un punto que está situado en la esquina superior izquierda de la pantalla, y a continuación se le indica que observe una pantalla en blanco, la trayectoria de la mirada se centra en el lado opuesto al punto visto con anterioridad.

Este efecto puede ser explicado por la simulación mental: la persona está ocupada memorizando la posición del punto en el cerebro, y esta memoria se encuentra tan activa que tiene que “ignorar” ese obstáculo como si siguiera allí (en otras palabras, ver al lado opuesto de un punto inexistente en una pantalla en blanco, no existiendo la necesidad de hacerlo).

La conclusión es que las palabras, aunque inherentemente intangibles, desencadenan la sensación de un objeto real en el espacio.

El estudio aún se encuentra en su fase inicial, pero los científicos especulan que sus resultados podrían aplicarse en ramas como la neuropsicología, por ejemplo, para ayudar a personas con la percepción espacial afectada. Con información de MedicalXpress

Neurociencia

Artículos Relacionados

  • betito hazme el favor Nov 18, 2015

    Mi no entender.

    • El libio Nov 18, 2015

      que te den…………

  • jman86 Nov 18, 2015

    changos. ni idea.

  • Chelo Nov 18, 2015

    Jajaja, no fui el único que no entendió lo que leyo

  • fzuntsu Nov 18, 2015

    el asunto es que para el cerebro es tán auténtico lo real como lo imaginario. este es un hecho que fué recibido con escepticismo al principio y del cual cada vez se encuentran más datos que lo confirman, de hecho lo hemos verificado muchas veces en nuestra vida

    ¿has llorado viendo una película triste? ¿te has asustado con alguna pelicula de terror? es porque, aunque sabes perfectamente que es ficción, para tu cerebro el estímulo es auténtico

    es por eso que los gurús de la pnl hacen tanto énfasis en la frase de “el mapa no es el territorio”, refiriéndose a que confundimos nuestras representaciones mentales con la realidad y que muchas veces les damos más valor aún teniendo evidencias en contra

    ésto es utilizado ampliamente por entrenadores que hacen imaginar una y otra vez a los deportistas que están, por ejemplo, ejecutando un clavado desde un trampolín y, aunque parezca mentira, esa práctica mejora su desempeño

    en nuestro día a día hacemos algo similar, le llaman “crear escenarios”: consiste en imaginar una situación futura y tu posible respuesta ante ella. empleado en forma consciente nos ayuda a prepararnos para enfrentar situaciones difíciles, pues aunque todo sea imaginario, para nuestro cerebro es un entrenamiento real

    pero cudado! cuando imaginamos encuentros desagradables, conflictos, incluso accidentes, estamos creando escenarios negativos que nos llevan a actuar en forma inconveniente

  • Jaocagomez Nov 18, 2015

    No sean tontos, dice que el cerebro no distingue entre simulación y realidad cuando se trata de objetos dentro de un espacio.

  • Barker Nov 18, 2015

    Creo que la parte más complicada de todo… es la pronunciación del apellido del cientifico Oksana

  • jebus Nov 19, 2015

    como siempre buenísimo marcianos!

  • pitolurio Nov 19, 2015

    no, el titulo es a modo de tvnotas, me refiero a lo engañoso, los experimentos no son para comprobar que el cerebro puede materializar algo, MATERIALIZAR!!! Los experimentos son para comprobar que para el cerebro, todo es real, aunque sea imaginario

Formulario de comentarios

Send this to friend