“Los extraterrestres han existido”, concluye científico

“Sí, los extraterrestres han existido”. Con ese título tan escueto y definitivo el astrofísico Adam Frank, de la Universidad de Rochester, inicia un artículo que publicó hace una semana en el New York Times. No es que Frank haya descubierto seres verdes de cabezas prominentes o platillos voladores – no encontró nada de eso.

pelicula mars attack estraterrestre

Lo que este sujeto hizo, en colaboración con su colega Frank Sullivan, de la Universidad de Washington, implicó algo mucho menos emocionante que buscar vida extraterrestre en el cielo: hicieron cálculos. Y una vez que llegaron a un resultado, para los dos fue muy evidente: es sumamente improbable que no haya surgido, al menos, otra civilización tecnológicamente avanzada, además de la nuestra, en la historia del Universo.

Como lo señalamos en una publicación anterior, el punto de partida de Frank y Sullivan es la popular ecuación de Drake, formulada por el astrónomo Frank Drake en 1961 en un intento por determinar la probabilidad de que existieran civilizaciones extraterrestres capaces de ser detectadas en algún otro punto del Universo. La ecuación es así:

ecuacion drake

Para los que hablamos español:

El número de civilizaciones extraterrestres en el Universo (N) está dado por el producto de otros siete números. El primero (R*) es la tasa de formación de nuevas estrellas. El segundo (fp) es el porcentaje de probabilidad de que dichas estrellas contengan planetas. El tercero (ne) es el número de planetas capaces de sustentar la vida en cada una de esas estrellas. El cuarto (fl) es la fracción de estos planetas que realmente contienen vida. El quinto (fi) es el porcentaje de probabilidad de que esa vida haya desarrollado inteligencia. El sexto número (fc) es el porcentaje de probabilidad de que esa vida inteligente haya desarrollado tecnologías de comunicación que puedan ser detectadas. Y, finalmente, L viene de lenght, o duración: durante cuánto tiempo dicha civilización emitió señales que podemos detectar.

La ecuación es emocionante para muchos, pero en la época en que Drake la formuló no tenía mucha utilidad. Después de todo, de los siete números que componen la ecuación, seis eran completamente desconocidos: solo sabían la tasa de formación de nuevas estrellas. Como es sabido, resulta imposible resolver una ecuación si no se conoce casi ninguna de las variables involucradas. Por eso, la ecuación de Drake era citada frecuentemente, pero nunca ofreció una solución: los optimistas creían que las varíales tenían valores altísimos, mientras los pesimistas creían que eran muy bajos, y nunca se llegó a un acuerdo sobre el tema.

Sin embargo, entre 1961 y el 2016 hay muchísimas diferencias. En aquella época no se conocía la existencia de ningún otro planeta más allá del Sistema Solar: actualmente sabemos de más de 3 mil. Los astrónomos ahora creen que hay planetas girando alrededor de todas las estrellas en el firmamento: es decir, fp parece cercano a 100 (100% de las estrellas tienen planetas). Otro número que parece bastante alto es ne: no hay forma de saber con exactitud cuántos planetas orbitan cada estrella, pero todo apunta a que son muchos. Y, a juzgar por los planetas que se han encontrado hasta ahora, en torno al 20% y 25% estarían en una zona habitable donde la vida es plausible.

Partiendo de estos números conocidos, Frank y Sullivan decidieron invertir el sentido de la vieja ecuación. En lugar de usarla para calcular cuántas civilizaciones extraterrestres existen, se propusieron determinar la probabilidad de que nuestra civilización haya sido la única que surgió en el Universo. El resultado es una probabilidad sumamente baja. “A menos que la probabilidad de que una civilización evolucionara en el planeta localizado en una zona habitable sea de 1 en 10 mil millones de billones, entonces no somos los únicos”, escribió Frank. En palabras más simples: es muy, muy, muy improbable. Casi imposible.

Quizá lo único que debemos hacer es seguir buscando. La verdad está allí afuera.

Referencia: NYT.

Ciencia

Artículos Relacionados

  • Fox Mulder Jun 17, 2016

    Como siempre, todo son teorías.

  • yanimeacuerdo Jun 17, 2016

    y todo queda en un definitivo talvez

  • Frank Jun 18, 2016

    Y casualmente curioso que los tres tengan Frank en sus nombres, creo que me he vuelto mas conspiranoico.

  • Fran Jun 19, 2016

    La última frase denota un atisbo de esperanza, es todo lo que los optimistas necesitamos 😀

  • Datavoltus Jul 11, 2016

    Es otra forma de transformar las teorías, ponerlas en perspectiva, por que buscar con valores ajenos o actualmente inexistentes un resultado deseado si puedes obtenerlo cuestionando las posibilidades de la propia existencia de tu mundo y civilización.

    No dudo que existan otras formas de vida en el universo, incluso que sean inteligentes o incluso mas o mucho mas avanzadas que nosotros, pero la ecuación sigue pareciendo tan incompleta como en el pasado.

    Aun asi, sin contar la capacdad de adaptación y evolución de la vida en este planeta (único que puedo cuestionar), muchos consideran fortuita la vida en nuestro planeta y que algunos cambios ambientales pudieron simplemente anularla, me imagino que por eso y saliendome completamente del tema, muchos físicos aun creen en un dios.

Formulario de comentarios

Send this to friend