Los curiosos carteles de cine en Ghana

Una televisión, una videocasetera, un generador a diésel y una cinta VHS pirata. Una cuantas sillas para que la concurrencia se sentara y listo: así más o menos era el cine en Ghana en la década de los 80.

carteles pelicula ghana portada

La “moderna” tecnología del videocasete hizo posible que los entusiastas del cine pudieran viajar de pueblo en pueblo instalando improvisadas “salas de exhibición” en villas y aldeas del país africano. Las películas eran un éxito total. Muchas de las personas que se congregaban en torno a estos sitios nunca habían atestiguado nada semejante: personas encerradas en una caja (en este caso, hablamos de la TV).

Para hacer promoción a estas sesiones, se contrataban artistas para que pintaran enormes carteles (generalmente sobre sacos de harina) de las películas. Y lo mejor era que tenían todo tipo de libertad artística para ilustrar estos posters de la manera que ellos quisieran. En muchas de las ocasiones, estos empleados pintaban sobre los carteles elementos que distaban mucho de lo que se mostraba en las películas, y muchas de las veces también, ni siquiera habían visto la película. Cuando los carteles se terminaban, se enrollaban y eran transportados junto con toda la parafernalia para armar el cine en los pueblos.

Este cine “portátil” que popularizó totalmente por toda Ghana y empezó a desaparecer a mediados de los años 90, gracias a una mayor accesibilidad de la población a aparatos televisivos. Con esto, los carteles de las películas fueron sustituidos por carteles mucho más elaborados dispuestos sobre papel fotocopiado. Aquel viejo arte se había perdido.

Esa libertad artística de la que gozaron aquellos hombres al realizar los carteles de las películas, fue tierra fértil para diseños sumamente interesantes, y muchos de ellos bastante extraños también. El guionista Walter Hill, que colaboró en películas como Calles de fuego, Alien y 48 horas, llegó a decir que “los carteles resultaban mucho más interesantes que las películas”.

Y para fortuna nuestra, algunas de estas obras fueron conservadas. En marzo de 2001, un grupo de ghaneses publicó el libro Extreme Canvas: Movie Poster Paintings from Ghana con ilustraciones de varios carteles ilustrados por artistas locales en los años 80. No te los puedes perder.

carteles cine ghana (15)

Deadly Prey (1987)

 

carteles cine ghana (1)

Poster de Monster Evil Protact.

 

carteles cine ghana (2)

The Stolen Bible 2, una película nigeriana.

 

carteles cine ghana (3)

Children of the Corn III (1995)

 

carteles cine ghana (4)

Dolly Dearest (1992)

 

carteles cine ghana (5)

House Party (1990)

 

carteles cine ghana (6)

La maldición de los sonámbulos (1992)

 

carteles cine ghana (7)

La espía que me amó (1977)

 

carteles cine ghana (9)

Poltergeist II: El otro lado (1986)

 

carteles cine ghana (10)

Demonic Toys (1992)

 

carteles cine ghana (11)

Cujo (1983)

 

carteles cine ghana (12)

El despertar del Diablo 2 (1987)

 

carteles cine ghana (13)

Los cazadores del arca perdida (1981)

 

carteles cine ghana (14)

Terminator (1984)

 

carteles cine ghaneses

Eaten Alive! (1980)

Arte

Artículos Relacionados

  • El joven panocho Nov 26, 2015

    Creo que están mejor que los originales…

  • yanimeacuerdo Nov 26, 2015

    el de cujo esta c-a-g-a-d-o la mirada del perro esta de risa y no de miedo

    • John Cena Nov 28, 2015

      que te lo encuentres bichi con el pito parado haber si es cierto que no te da miedo

  • Dredd Nov 26, 2015

    esas imagenes se parecen a los que llevan las ferias de pueblo de la casa del terror, asi de simple me recordo jaja

  • Guasón Nov 27, 2015

    La cara del cujo me recordó al meme del perro que dice cosas….Pero la de Terminator…parece un cartel de una película de Valentín Trujillo.

  • Hugo Nov 27, 2015

    Jajajaja Evil dead II parece que fue estelarizada po0r Jorge Luke…. jajajaja

  • Víctor Nov 27, 2015

    Tenían predilección por las cintas clase B. los carteles de películas sobre todo las de esas características eran en realidad así de sensacionalistas, según he escuchado, sobretodo en los 50 y 60; así que no me parece que estos artistas anduvieran muy desviados en sus composiciones.

    Me llama la atención, que el artista del cartel de “La espía que me amó”; haya realizado esta propaganda basándose en la fisonomía de su propia etnia, lo considero un ejercicio arriesgado, hasta valiente diría yo, pensaría el artista: “Bueno, si esto es para mis paisanos, el agente 007 y su amante de turno deben verse como ellos para que se sientan identificados y pueda pegar”. Hasta me recuerda a los grandes maestros del renacimiento, que pintaban escenas bíblicas adaptándolas a su propio contexto histórico.

    • fzuntsu Nov 27, 2015

      buena aportación, al principio no me interesó el tema pero desde esa óptica… buscaré más al respecto

  • fzuntsu Nov 27, 2015

    buena aportación, al principio no me interesó el tema pero desde esa óptica… buscaré más al respecto

    • fzuntsu Nov 27, 2015

      esta debio ser respuesta al comentario de víctor

  • Javier Ene 26, 2016

    Me agrada. Siento este arte más espontáneo, más auténtico, más humano que las frías fotocomposiciones hechas a base de computadora. Al menos ellos no intentaban vender sus obras en 200 mil dólares cada una en alguna galería de Nueva York diciendo que eran “arte de vanguardia” y que si no lo entendías, el que estaba mal eras tú, no ellos.

  • Javier Ene 26, 2016

    Your comment is awaiting moderation… ¿No saben decir otra cosa?

Formulario de comentarios

Send this to friend