Los cirujanos – barberos, historia de una curiosa profesión

Hasta nuestros días, algunos establecimientos de barberías conservan la tradición de colocar un curioso y colorido poste afuera de los establecimientos,  durante mucho tiempo el poste fue la bandera de todo los barberos que se preciaban de desarrollar la profesión.

Pero algo pareciera no encajar en esto, el poste parece más bien la insignia de alguna tienda de dulces o de un centro de juegos para niños. El nacimiento y la evolución de este poste de colores se remonta hasta  los tiempos en los que la medicina estaba en pañales.

A finales del siglo XIII algunos hombres laboraban en una peculiar profesión, la de cirujanos – barberos, de igual forma que cortaban una barba y estilizaban el pelo, hacían sangrías, extraían muelas y blanqueaban dientes.

El oficio fue producto de una disputa constante entre los cirujanos, hombres de estudios que cobraban más y los barberos cuya cantidad de trabajo era mucho mayor debido a la diversidad de servicios que ofrecían, además muchos contaban con la confianza de los nobles de aquella época que no tenían demasiadas esperanzas en la medicina.

Algunos de estos barberos recibían la asesoría e incluso se hacían acompañar de algunos aprendices de cirujanos, pero la mayoría heredaba el oficio y las enseñanzas de sus padres, que en todo caso conocían muy poco de medicina, la mayoría de los casos de pacientes terminaban en desastres. En la época una practica muy común para aliviar los constantes dolores de cabeza era la trepanación, servicio que ofrecían estos peculiares cirujanos – barberos.

Durante la primavera era común que la gente se hiciera sangrías, creían que drenando el exceso de sangre del cuerpo se aliviaban los malos “humores” y se curaban enfermedades. Algunos utilizaban sanguijuelas para lograr tal fin, pero otros recurrían al corte de venas.

Cuando los cirujanos – barberos tenían prestigio dejaban el ambulantaje y se establecían en locales, un cartel con la mano levantada de la que chorreaba sangre se convirtió en el símbolo mediante el cual la gente los reconocía. Como la imagen de una mano sangrante no daba demasiada confianza decidieron pintar un poste totalmente de rojo al que se ataban vendas blancas.

Entonces el gremio de cirujanos – barberos tenia una nueva imagen frente a las fachadas de sus locales, en lugar de una mano sangrando colocaban un poste blanco y rojo mucho más discreto.

Ya para el siglo XIX la presión de los cirujanos resultó en la separación total de lo barberos del oficio, pero estos conservaron el famoso poste que hasta nuestros días se ve en algunas barberías que siguen la tradición.

El color azul fue añadido posteriormente por los franceses y americanos para resaltar los colores de sus banderas.

Historia

Artículos Relacionados

  • rabdoz Dic 29, 2011

    Cabe mencionar que el sillon que usan los barberos es parecido al de los dentistas y es que muchas de sus tecnicas quirurgicas se usan en la odontologia moderna 🙂

  • Ecko Dic 29, 2011

    bueno yo siempre me hize la pregunta porque lo del poste ese jajaja no encajaba

  • Rowenna Dic 29, 2011

    Wow!

  • Jorge Pasos Ene 2, 2012

    a los barberos no eran los q hacian la funcion de dentistas si no q en el establecimineto al poner el cilindro con el color rojo azul y blanco daba a entender q alli se encontraba un dentista de hecho nos criticaban muhco los medicos porq decian q los odontologos de esa epoca eran antihigienicos.

Formulario de comentarios

Send this to friend