Ladrón que roba a ladrón

ladron asaltado

A este delincuente de Sao Paulo en Brasil le viene muy al caso esa frase que dice: “Ladrón que roba a ladrón” y es que mientras acudía a robar una farmacia se llevó la sorpresa de su vida.

Voy a tratar de recapitular el caso que me recordó bastante al chiste del albañil. Era un día común para Mauricio Ferro, alias “Pepita”, cuando salió a robar una farmacia de Sao Paulo en Brasil. Como todo buen delincuente dejó encendido el automóvil en que se transportaba por si tenía que escapar a toda prisa del lugar. Mientras asaltaba el establecimientos las cámaras de seguridad grabaron a un segundo delincuente robando el automóvil de “Pepita”, al terminar su trabajo y salir de la farmacia se encontró con la desconcertante escena, perdido y sin saber exactamente que hacer el karma le enviaría a un tercer ladrón para que le arrebatara todo lo que acababa de robar. Totalmente indignado, sin dinero ni automóvil, Ferro decidió ir a levantar la denuncia a la estación de policía más cercana.

Una vez allí su mal karma y su estupidez le cobrarían caro su atrevimiento. El mal karma al encontrarse al dueño de la farmacia a la que acababa de asaltar y la estupidez por ir a denunciar el robo de un carro que él mismo se había robado un día antes. ¿dónde se ha visto semejante cosa?

Hacer comentario

5 Reacciones