La paradoja del barco de Teseo

Imagina que tienes un barco terminado hecho completamente de madera. Cierto día cambias una de las tablas por otra, de aluminio. El barco sigue siendo el mismo; sin embargo, ahora tiene un trozo de aluminio.

barco de madera encallado

Ahora supongamos que te agradó la idea y vas sustituyendo toda la madera por aluminio, pieza por pieza. Cambias la cubierta, los mástiles, el timón, etc.

Al final de todas estas remodelaciones tendrás un barco de aluminio y no un barco de madera. En otras palabras, tendrás otro barco. ¿Pero, cuándo fue que el barco de madera dejó de ser de madera y se convirtió en un barco de aluminio? ¿Fue con la primera acción, o quizá después que se sustituyó la mitad del navío?

Profundicemos en el raciocinio.

Ahora imagina que alguien estaba pasando por el lugar y vio todas aquellas piezas de madera que desechaste y tuvo una idea: “oye, voy a armar un barco de madera”.

¿Y ahora? ¿Cuál es tu barco? ¿Los dos? Sí, es verdad que desechaste las piezas de madera, pero ahora volvieron a formar un barco, igual al original.

Y tú, que eres el capitán y juraste hundirte con tu barco de ser necesario, ¿cumplirás tu promesa si el sujeto que recogió tu basura y montó un barco hunde su embarcación?

 

¿De qué se trata esto?

Esta es la “Paradoja del barco de Teseo”, propuesta por el filósofo Plutarco.

El barco de Teseo fue el que llevó a los atenienses al Minotauro y por eso se convirtió en una especie de monumento. Y como una forma de reverencia, siempre lo mantuvieron en buen estado, sustituyendo las partes de madera que se iban pudriendo por nuevas.

Hasta que un día un extraño solicitó que lo llevaran ante el auténtico barco de Teseo y surgió la duda sobre cuál sería el auténtico: ¿el que estaba en el puerto o los pedazos sustituidos y guardados en el almacén?

El filósofo Thomas Hobbes afirmó que no era posible responder “los dos” porque un barco simplemente no puede transformarse en dos. Roderick Chisholm fue quien posteriormente agregó el cuestionamiento sobre el capitán.

Simple, pero complicado.

 

¿Somos lo mismo que un barco?

Ahora imagínate a ti mismo hace 7 años. En el transcurso de ese tiempo hasta la actualidad, dicen, que todas las células en tu cuerpo han sido sustituidas lentamente por otras nuevas.

el paso del tiempo pintura

Hoy no existe ninguna célula de aquellas originales que formaban tu cuerpo hace 7 años.

¿En realidad eres el mismo? ¿Si ya no queda nada del tú de hace 7 años, te convertiste en otro? ¿Y porqué los recuerdos no se fueron? ¿Dónde están guardados que no se fueron junto con las células?

Bueno, creo que ahora tienes algo en qué pensar el resto del día.

Reflexión
  • Arriba la Cahuamanta Ago 29, 2017

    Yo le hice ese up grade a mi auto el año pasado, y la ley dice que sigue siendo el mismo vejestorio del 78.

    • Fabian Ago 29, 2017

      no es vejestorio, es clásico, pasé por lo mismo, y era una relación enfermiza

  • mc dj Ago 29, 2017

    *Boom*…………………

  • MC DJ The one and only Ago 29, 2017

    Ok. Neuronas trabajando al máximo!!! Saludos, banda marciana.

    • MC DJ y DJ MC,MC DJ y DJ MC-MC DJ y DJ MC Ago 29, 2017

      emosido engañado

  • V3rg0n Ago 29, 2017

    No es tan complicado si abordas la lógica correcta, la respuesta es “El barco es aquel que cumple con las condiciones para ser propiamente un barco” esto quiere decir que si le reemplazas las piezas y mantiene su forma y características, que la distinguen como un barco sigue siéndolo. Las demás piezas también serian parte del barco pero solo eso se considerarían piezas individuales del mismo.

    Ahora dejo esta pregunta “Si las piezas que retiramos del primer barco, las ocupáramos para formar un nuevo navío, ¿tendríamos dos? ¿o seria uno distinto?”

    • MC DJ Beakman Ago 29, 2017

      Esteee… creo que acabas de repetir lo que describe el post.

    • Enrrique Ago 29, 2017

      Oigan el pobre tonto no bromea…

    • Elver Gudo Ago 29, 2017

      Estimado con toda mi respetacion t dejo yo tambien una pregunta si al segundo barco le cambiamos todas las piesas y acemos un nuevo barco con las piesas que cambiamos ¿tendriamos uno, dos o tres?

  • Zman Ago 29, 2017

    No lo veo tan complicado. En el caso del barco, aunque las todas las nuevas piezas de aluminio sustituyan a toda la madera, es el mismo barco no en el sentido material propiamente, sino en el teleológico.

  • cristofer orellana Ago 29, 2017

    no c bro, diskulpa

  • Rob.Gro. Ago 29, 2017

    ok..ok..ok…llamando a mi siquiatra, creo tuve una recaida..!!!

  • pepe Ago 29, 2017

    Algo así como “Es la misma gata pero revolcada”

  • Neo nel Ago 29, 2017

    Pa ke quieres saber eso jajaja saludos

  • NEMO Ago 29, 2017

    No se, no soy cientifico

  • jorge Ago 29, 2017

    un barco sigue siendo el mismo barco aunque cambies piezas, al menos que cambies la quilla, por que ahí si cambias todo y deja de ser el mismo… eso lo aprendí en one piece :v

  • pablo Ago 30, 2017

    El barco de Teseo transporto, los tripulantes son parte de esa historia, pueden crear nuevamente el barco con las piezas retiradas del original pero la tripulación no volverá a ser la misma.
    el barco vale por el simple hecho de ser el objeto o por la acción que logró?

    • Juan Ago 30, 2017

      Khe?

  • Javier Ago 31, 2017

    No se si estará relacionado o no con esta paradoja, pero hace unos días tuve un interrogante similar mientras me cortaba las uñas (sí, suena a chiste pero fue así). Si yo me corto las uñas, sigo siendo yo separado de mis uñas. Ahora, si me corto un brazo, sigo siendo yo, separado de mi brazo. La pregunta es, hasta qué punto (del desmembramiento ficticio) yo sigo siendo yo? En el (otra vez ficticio) caso que pudiera mantener mi cabeza con vida, puedo decir que sigo siendo yo a pesar de que el mayor porcentaje de mi cuerpo esté en otro lado?
    Sé que suena muy loco y parecería que estoy fumado, jaja, pero me gustaría que algún compañero marciano estudiante de filosofía y letras me lo pueda responder ya que sobre esa disciplina soy un ignorante total. Saludos!

    • Tibu Ago 31, 2017

      Pues yo creo que somos lo que sabemos que somos o lo que recordamos ser, incluso en tu ejemplo, si llegase a pasarse tu mente y tus recuerdos a otro cuerpo, serías tu mismo si tu mente te lo dice?? osea, si tus recuerdos aunque esten en otro cuerpo seguiriamos siendo la misma persona… si nos vamos a lo legal obviamente ni el barco hecho de la basura de otro es el mismo por la matricula ni una persona puede ser otra por los registros, pero mentalmente, serias otro o el mismo?? para mi el alma y la mente son lo que nos define y el fisico es solo un medio donde nuestro “ser” se transporta.

      • Javier Sep 1, 2017

        Interesante planteo Tibu. Gracias por compartirlo.

  • Javier Ago 31, 2017

    Aquí estamos dejando de lado el impulso humano, la creatividad y dedicación que un humano realizó a la construcción de algo, es decir, las cosas no existen por el solo hecho de ser cosas, estas tienen un fin y proceso destinado por el ingenio humano, así pues, un montón de madera se convierte en barco por el trabajo y el fin que le ha destinado el humano, y el hecho de que dos humanos hayan realizado un trabajo con el mismo fin, proceso y materiales, no determina que sea el mismo objeto, precisamente, porque aparte de ser en diferentes procesos, fueron orquestados por diversos humanos.

  • adrian Sep 1, 2017

    Se puede contestar con simple logica aristotélica.

Comentar el artículo.