La mejor idea – Creepypasta

Hola mi nombre es Louise y vivo en Francia con mi madre Agustine. Tenía una hermana llamada Francine, éramos gemelas y muy unidas, hacíamos todo juntas y nuestra época favorita era el invierno. Salíamos con mamá a comprar hermosos abrigos y caminar hasta la Torre Eiffel. Me resultaba increíble apreciar aquella torre cubierta de nieve.

gemelas foto exposición

En nuestro cumpleaños número 17 tuvimos una fiesta en la piscina, todos nuestros compañeros de escuela estuvieron presentes y fue la mejor fiesta que tuvimos juntas, pero también fue la última.

Pocos días después de la fiesta mi hermana presentó un cuadro de neumonía aguda, los médicos hicieron todo lo posible pero ella no resistió. Lloré durante días y apenas daba bocado, mi madre intentaba mantenerse fuerte pero sus ojos siempre estaban rojos de tanto llorar.  La parte más difícil fue ir al sepelio y ver cómo arrojaban la tierra sobre su ataúd blanco, recuerdo haber gritado arrodillándome en el momento que la última pala de tierra fue arrojada.

Con el paso de los días el dolor no pasaba, éramos tan unidas y el dolor era tan fuerte que el tiempo parecía haberse detenido. Mamá jamás volvió a ser la misma, se encerraba en su habitación a llorar como lo hacía yo. A veces iba hasta el sótano a jugar con mis antiguas muñecas, eso me permitía olvidar un poco aquel momento tan difícil, pero cuando regresaba a mi habitación la tristeza inundaba todo el ambiente. Juro que intentaba ser fuerte, pero me resultaba imposible.

Mi madre entró en una fuerte depresión y tuve que darle fortaleza incluso sin tenerla, los tranquilizantes la hacían dormir el día entero y tenía que organizar todo por mi cuenta, fue en esa época que aprendí a hacer todas las tareas domésticas y a dedicar tiempo para estudiar. Limpiaba toda la casa y ordenaba todas las camas, menos la de mi hermana que estaba justo al lado de la mía, su olor corporal aún se conservaba junto con algunas hebras de cabello en su almohada azul.

Solía meterme en el clóset, a veces pasaba un sábado entero allí dentro, todos aquellos abrigos que compramos juntas me hacían recordar los buenos tiempos, ni siquiera encendía la luz simplemente me quedaba allí abrazando el abrigo negro de lino que ella siempre usaba.

Después de algunos meses yo estaba un poco mejor y mi madre seguía tomando medicamentos sin parar. Se había hecho adicta y no importaba lo mucho que le implorara, siempre encontraba un frasco vacío en el bote de basura.

ambiente tenebroso carretera

Hace un mes que encontré a mi madre muerta sobre mi cama, entre sus manos había un frasco de antidepresivos vacío, su piel estaba pálida y helada, sus ojos con el rímel regado aún conservaban las lágrimas que había derramado antes de morir. En aquel instante decidí que no perdería a mi madre también, no lo soportaría. Fui hasta el baño, tomé algodón, líquido para desmaquillar y los cosméticos que guardaba en un bolso. La retoqué completamente, parecía viva otra vez. Fue en ese instante que tuve la mejor idea que se me ha ocurrido en la vida.

Arrastré a mi madre hasta mi habitación y la coloqué con mucho esfuerzo sobre la cama de Francine, no sé de dónde saqué tanta fuerza, quizás mi hermana me estaba ayudando. Tomé 15 € de su bolso y me dirigí hasta el otro lado de la calle a una tienda de disfraces, compré una peluca rubia con un flequillo idéntico al de mi hermana.

De lunes a viernes me quedo con mi hermana en la habitación y me pongo sus abrigos. Los fines de semana son con mi madre y siempre conversamos de todo, incluso sobre el encargado de la tienda de disfraces, creo que le gusto.

Mi madre guardaba mucho dinero en casa así que por ahora no tengo que trabajar, pero confieso que gasto bastante en aromatizadores de ambientes, su cuerpo se pudre cada vez más y no puedo permitir que los vecinos lo noten y se lleven a mi familia.

Creepypasta
  • NITE Feb 16, 2017

    EN ALGUNOS LUGARES DE ESTADOS UNIDOS ES PERMITIDO TENER CADAVERES EN CASAS SIEMPRE Y CUANDO ESTEN PREPARADOS,INCLUSO HAY PERSONAS QUE LOS TIENEN EN SOTANOS CON RECREACIONES DE LO QUE LES GUSTABA HACER EN VIDA.

    SALUDOS

  • bob ruiz Feb 16, 2017

    Perturbadoramente corta, pero muy buena.

  • Omar C. Feb 17, 2017

    Desquiciado, muy bueno!

  • Cripi Feb 17, 2017

    Como el doctor ese que guardaba una muerta en su sotano y no solo la cuidaba y la vestía, hasta creo que también tenía se-xo con ella.

Comentar el artículo.