La leche solo hierve cuando no estás cerca

Un texto sobre las expectativas que nos creamos, esperando que las cosas sucedan según nuestro tiempo. Allá por la década de los 80, en Guadalajara, la costumbre era comprar leche en la puerta de la casa, llevada por el lechero, que iba y venía gritando “¡La lecheeee!”.

tetera negra

Mi madre corría a la puerta y la leche – fresca, cremosa e integral – era dispensada en un pichel para nuestro consumo. Sin embargo, era una leche no apta, no estaba pasteurizada, y necesitaba ser hervida antes de consumirse.

Al principio, mi madre tenía un ritual como mínimo interesante para tal evento: colocaba la leche a hervir y se iba del lugar. Simplemente IGNORABA.

Y por supuesto que la leche hervía, subía por toda la olla hasta la cima y se desparramaba sobre la estufa. Entonces era una niña, y cuando veía la conclusión del proyecto gritaba a todo pulmón: “Mamá, la leche ya hirvió. ¡Se está tirandoooo!”. Ella venía corriendo, apresurada, soltando frases del tipo “Por el amor de Dios…” y reculaba para limpiar la estufa, la olla y ver lo que había sobrado de leche – para que todo se repitiera al día siguiente, como lo marcaba la tradición.

Hasta el día de hoy no entiendo el porqué de esa técnica. Parecía sincronizado con tal precisión lo que ocurría. Después, cambió de estrategia. Ya era un poco más grande y podía acercarme al fuego. Entonces, me quedaba al lado de la estufa, viendo la leche mientras se calentaba – para apagar la llama apenas empezara a subir la espuma, evitando que se derramara. Y así fue que aprendí la siguiente lección:

La leche solo hierve cuando no estás cerca.

buda sonriente

No importa si te sientas al lado de la estufa, finges que no estás viendo o si tomas un libro para distraerte. Es en vano: no hierve. Parece existir un radar detector capaz de dotar a la leche con perspicacia y estrategia. Por qué tampoco basta apartarse fingiendo que no estás ahí. La leche se da cuenta que intentas engañarla. Y solo hervirá (y se derramará) si te olvidas del HECHO.

A la vida le gustan las sorpresas y tiende a obedecer la “ley de la leche que se derrama”. Aquello que esperas que suceda no sucederá si continúas esperándolo.

Antes el sufrimiento implicaba quedarse en casa esperando a que el teléfono sonara. Nunca sonaba. Entonces, para disfrazar su espera, la gente salía, fingía que no estaba ahí (en el fondo lo estaba), e incluso dejaban a alguien de guardia. Pero tampoco sonaba. Sin embargo, cuando realmente se olvidaban del asunto, la cosa fluía, la leche hervía, la vida continuaba.

En nuestros días nadie se sienta a esperar una llamada telefónica, pero la cosa empeoró. Ahora tenemos correo electrónico, Messenger, Facebook, Whatsapp y así sucesivamente. El celular siempre en la mano, la neurosis siguiéndote a cualquier rincón. Y la leche no hierve…

También sucede cuando te esmeras en tu apariencia con la esperanza de cautivar a un gran amor, a la fulana que te despreció o al patán que te quiere como una amiga. Te arreglas el cabello, te maquillas y te vistes muy linda y casual, eres bondadosa con el perfume… y con eso las posibilidades de encontrártelo(a) en la esquina se esfuman. Olvídalo, nunca sucederá. Ese gran amor, la fulanita o el patán están predestinados a cruzarse en tu camino el día que tengas el cabello hecho un desastre, lleves puesta tu pijama y tengas un trozo de comida entre los dientes.

mariposas

De la misma forma, si quieres quedar embarazada, deja de desearlo. No contabilices tu período fértil y desiste de organizar estrategias pro-destino. Continúa practicando deportes radicales, ve a bailar, corre maratones. Cuando finalmente ignores de verdad, dará positivo.

La vida – como la leche – no está ahí para tus prisas, para tu tiempo, ni para tu decisión. Por eso tienes que aprender a confiar. A relajarte. A no crear expectativas. A tolerar las demoras. A hacer como mi madre: ignorar.

Y recuerda: algunas personas prefieren ser orugas antes que mariposas. Si no tienes paciencia con los ciclos, destruirás tu crisálida antes de tiempo y no aprenderás a volar…

Reflexión

Artículos Relacionados

  • que te den Jun 3, 2015

    y la leche siguio derramada….

  • Akise Jun 3, 2015

    El agua tampoco hierve cuando uno está cerca…

  • LLG Jun 3, 2015

    Muy interesante. Lo aplicaré a mi vida diaria. Tan cierto es como cuando intentamos abrir una cerradura, la última llave es la que termina abriendo; el carretón de la basura pasa justo cuando sales corriendo con los botes en mano y cuando pagan quincena el vestido lindo ya no está en el aparador……..

  • Rafael Inclán Jun 3, 2015

    Espero que hayan sacado buenas conclusiones con eso de la leche

  • Roberto Jun 3, 2015

    Tanto rollo para algo tan simple como decir “ley de Murphy” ¬¬

    • Sus Jun 3, 2015

      no seas pend3j0, como hay imbéciles que no entienden la esencia de un texto.

      • Roberto Jun 3, 2015

        jajaja

      • xeckthor Jun 3, 2015

        yo creì que era algo mas “marciano”, al ver que era autosuperacion, me fui al final del post a ver que habia y ya

        conclusión:

        la leche no hierve cuando estas cerca

        —INSERTAR MEME DE NIC CAGE DE “NO ME DIGAS”—

  • pos ha Jun 3, 2015

    aprende algo di…
    la leche no hierve cuando estas cercas

  • carolina Jun 3, 2015

    muy buen post

  • LOL Jun 3, 2015

    Tema de tesis: La leche hervida y la mecánica cuántica

    • A952 Jun 3, 2015

      Realmente crei que trataba sobre fisica cuantica, ya que hay un tema sobre los watchmen y la fisica cuantica, y el gato de Schrödinger, crei que tambien era sobre el tema. >:(

  • Elber Gun Jun 3, 2015

    La leche me hierve cuando se acerca

    • Gener Jun 3, 2015

      Este texto da para mucho más.

  • Gener Jun 3, 2015

    Me paso esperando el camión de agua purificada todo el día, cuando entro al baño o cuando salgo de casa es cuando pasa.

  • ivanmac Jun 4, 2015

    Es como cuando llevas prisa por la mañana y se te ocurre abordar el metro…. ¡¡¡Error garrafal!!! el metro siente tu miedo y seguramente se ira pare y pare, demasiado lente y hará todo para que tu llegues tarde a tu trabajo, escuela, examen, lo que sea!, al igual pasa cuando te urge imprimir algo, la impresora siente tu miedo y seguramente se trabará, se le atascarán los trabajos. etc.

  • Caguamo Jun 4, 2015

    Muy bien post no lo avia visto por ese lado amable jeje

  • yanimeacuerdo Jun 5, 2015

    pero… pero… la leche si hierve a fuego alto y tapada hierve porque hierve…..como a los 10 minutos pero hierve

  • gissel Jun 5, 2015

    MMM RICA LECHITA CALIENTITA. PERDÓN, NO SOY VULGAR.

    • Juan Jun 5, 2015

      LOL. CON TODO RESPECTO

  • Roberto Jun 5, 2015

    Pura filosofía barata y me pueden mentar la madre, pero es la realidad.

  • cha cha cha Jul 29, 2015

    es un texto para viejas, todo cursi y autosuperador…

  • Ulises Ago 15, 2015

    Chingon post

  • Cavendish Oct 20, 2015

    Muy bonito lo que dice, me gusto

Formulario de comentarios

Send this to friend