La Joyeuse: la mítica espada de Carlomagno

La espada Joyeuse (en español, “la Joyosa”), que actualmente se encuentra resguardada en el Museo del Louvre en París, es una de las armas más legendarias de la historia humana. La evidencia histórica la relaciona con el gobierno de Carlomagno, el rey de los francos y emperador de Occidente. Es imposible precisar si realmente acompañó al popular rey que gobernó la región donde actualmente se encuentra Francia hace 1200 años, pero sin duda alguna es un arma digna de una figura histórica tan importante como Carlos I.

Joyeuse espada de Carlomagno (1)

La hoja de la espada Joyeuse habría tocado el hombro y la cabeza de decenas de monarcas franceses en ceremonias de coronación, como una forma de simbolizar la voluntad de Dios para que gobernaran. La espada se encuentra rodeada de mitos y leyendas ancestrales que le adjudican multitud de poderes mágicos.

El registro más antiguo descubierto sobre la Joyeuse data del año 802. Cuenta la leyenda que la “Joyosa” fue forjada por la mano del famoso herrero Galas, que demoró tres años en terminarla por completo. Se dice que durante su construcción, Galas recibió la visita de unos individuos que supuestamente otorgaron propiedades místicas al metal que convertiría a la espada en un arma mágica. Las leyendas respecto a estas propiedades mágicas son diversas. Una de las versiones más antiguas dice que cuando la hoja es erguida por un rey valiente, esta resplandece con tanto brillo que deja ciegos a los enemigos en el campo de batalla. “Brilla tanto como doce soles”, redactó un cronista del medioevo. También existe la creencia de que la espada es un amuleto protector contra venenos y enfermedades tanto de origen natural como místico. La espada sería capaz de deshacer maldiciones, hechizos y apuntar en la dirección de cualquiera que conspire contra el rey.

Carlos I, el Grande, habría recibido la espada como un obsequio cuando regresaba de España. Galas y otros tres hombres misteriosos solicitaron una reunión en privado con el rey. Se dice que los hombres evaluaron el honor y la lealtad de Carlomagno mediante una serie de preguntas y, cuando quedaron convencidos, le entregaron la espada como un presente.

Coronación de Carlomagno.

Coronación de Carlomagno (1515).

Carlomagno (2 de abril de 742 – 28 de enero de 814), en francés Charlemagne, fue el rey de los francos y uno de los emperadores cristianos de Occidente. Es una de las figuras más importantes de la época, pues bajo su reinado se redefinió el mapa de la Europa medieval durante un periodo que pasó a la historia como el Renacimiento carolingio. Tras el declive del Imperio Romano, Carlomagno fue el primer gobernante en unificar a la Europa Occidental bajo un mismo imperio. Comandó un enorme reino que incluía zonas de lo que actualmente conocemos como Alemania, Italia, Países Bajos y, por supuesto, Francia, gracias a él y a sus conversiones forzadas se consolidó la doctrina cristiana durante su imperio. Su desempeño en batalla frecuentemente implicaba acciones de extrema brutalidad, como su orden de decapitar a más de 2000 jefes tribales sajones y francos

Un poema épico del siglo XI, titulado Cantar de Roldán, narra la épica batalla de Roncesvalles, y se cree que en una parte describe a Carlomagno cabalgando con la Joyeuse.

“vestía una armadura reluciente y un tabardo blanco inmaculado con el escudo de armas en el pecho. En la cabeza un casco con piedras incrustadas y filigrana de oro; de la cintura colgaba Joyeuse, la espada irrepetible. Cuando la tomaba por la empuñadura, su lámina cambiaba de color. Los hombres gritaban confiados cuando él pasaba camino a la batalla”.

En cierta ocasión, durante un fiero combate, se dice que Carlomagno perdió a la Joyeuse y prometió recompensar a quien la encontrara. Tras varias búsquedas sin éxito, emprendidas por nobles y caballeros, un humilde soldado encontró el arma tirada en un campo repleto de muertos. Llevó al rey hasta el sitio y se arrodilló para entregarla. En ese momento, el emperador hizo un juramente solemne: “en este preciso lugar será construida una ciudad de la que serás amo y señor, y tus descendientes recibirán el nombre de mi magnifica espada”. A continuación, Carlomagno habría instruido la construcción de una ciudad en ese punto. Según las leyendas, así nació la ciudad francesa Joyeuse, en Ardéche, por decreto real.

Joyeuse-Ardeche

No hay registros históricos que propicien información sobre lo que sucedió con la espada Joyeuse tras la muerte de Carlomagno. En 1270, una espada oficialmente reconocida como la Joyeuse se empleó para coronar al rey Felipe III de Francia, el Atrevido, acto que se llevó a cabo en Reims. La espada habría quedado bajo resguardo del Monasterio de Saint-Denis, que posee un cementerio que recibió los restos mortales de la monarquía francesa. Se dice que permaneció allí hasta 1505.

La Joyeuse fue llevada al Louvre en 1793, tras la Revolución Francesa. La habrían descubierto oculta en las bóvedas del tesoro del Palacio Real y fue reclamada por los revolucionarios como un símbolo. Algunos rumores dicen que por poco la destruyen, pues representaba los ideales de la monarquía recién derrocada, pero en lugar de eso la pusieron en exposición. La usaron nuevamente en el año de 1824 para la coronación de Carlos X y es la única espada utilizada de forma oficial para coronar a los reyes de Francia desde épocas medievales.

Joyeuse espada de Carlomagno (3)

El arma que se cree es la Joyeuse está expuesta en el Museo del Louvre tras una cristal a prueba de balas. Es una espada de hoja larga, coincidente con el estilo de las armas que se forjaban en el siglo XII. Sin embargo, tiene algunas partes que provienen de otras épocas: por ejemplo, la empuñadura data del siglo X o XI, la vaina del siglo XII y la cruz dorada usada como guardamano probablemente sea del siglo XIII. Resulta muy plausible que le hayan agregado partes al arma a partir de otras espadas a través de los siglos, una práctica bastante frecuente. Las piedras y las joyas incrustadas que adornan el arma y la vaina fueron colocadas por diversos gobernantes.

La espada Joyeuse quizá sea una de las armas más legendarias del planeta, una pieza excepcional ligada de forma íntima con la historia de Francia.

Imágenes: Wikimedia Commons

Referencias: quora.com | myarmoury.com | examiner.com

Historia

Artículos Relacionados

  • Marichú Nov 5, 2015

    Muy buena historia… punto para la cultura general!

  • Ivan Nov 6, 2015

    Una duda, porque no tengo ni idea de francés, pero no sería una traducción más aproximada “la enjoyada” que “la joyosa”?

  • Tu Mera Madre Nov 6, 2015

    “La Joyosa” se oye con mas power.

    • El Aioria Nov 9, 2015

      Suena con más Huev os !

    • Israel Ene 7, 2016

      se oye mas francés

Formulario de comentarios

Send this to friend