La ciencia finalmente descubre cómo apareció el resfriado

Empiezas a estornudar, sientes incomodidad en todo el cuerpo y un cansancio como si hubieras corrido un triatlón. Cuando menos te lo esperas, estás padeciendo la enfermedad más común del mundo: el resfriado. En promedio, un adulto atraviesa por esto dos veces por año. Y no es para menos: existen más de doscientos tipos de virus capaces de provocar la enfermedad.

camellos en una pradera

Este grupo forma parte de la enorme familia de los coronavirus, y hace poco los científicos finalmente descubrieron cómo fue que empezaron a infectar humanos. Como muchas otras enfermedades, el resfriado común surgió en otros animales y el virus fue pasando por pequeñas mutaciones hasta que fue capaz de transmitirse a los humanos y contaminarnos.

Mientras indagaban los orígenes de otro tipo de coronavirus – el responsable por el síndrome respiratorio de oriente medio (MERS, por sus siglas en inglés), un grupo de investigadores del Hospital Universitario de Bonn, en Alemania, encontró que nuestro resfriado presenta grandes probabilidades de haberse originado en los dromedarios.

El grupo examinó alrededor de mil camellos árabes. En 60 de ellos encontró un tipo de virus similar al coronavirus humano 229E, uno de los responsables por ese infierno llamado resfriado. Tras algunas pruebas, determinaron que el virus del dromedario tenía la capacidad de infectar a los humanos sin problema – lo que sugiere que podría ser un “antepasado” evolutivo del virus que logró saltar del camello a las personas para esparcirse por todo el mundo.

Pero ni siquiera tendríamos que preocuparnos por pescar un resfriado directo de un dromedario en la actualidad: después de mucho hacer frente a la versión humana y moderna de la enfermedad, nuestro sistema inmunológico es capaz de destruir rápidamente el virus del camello.

Este hallazgo podría ayudar a los científicos a avanzar en su comprensión sobre el MERS, una infección mucho más severa que ocasionalmente resulta fatal – y que también fue adquirida por los humanos a partir de los dromedarios.

Contrario al virus del resfriado, el coronavirus del MERS aún no sufre mutaciones suficientes como para transmitirse de un ser humano a otro. La mayoría de los brotes suceden en áreas limitadas y en ambientes restringidos, como los hospitales. Pero, de la misma forma que el resfriado común, se teme que este virus pueda mutar a medida que se reproduce – y quizá una de esas versiones pueda adaptarse mejor a nuestro organismo y provocar una epidemia que dará muchos más problemas que una nariz congestionada.

La expectativa de los investigadores es que, conociendo la ruta que tomó el resfriado para “acomodarse” entre los humanos, esta funcione como un mapa para impedir que el MERS llegue demasiado lejos.

Medicina

Artículos Relacionados

  • yanimeacuerdo chairo puma anticapitalista Ago 22, 2016

    Eso es producto d ela mafia del poder………………..

  • Mark Siano Ago 22, 2016

    Nada que un Vaporub para sudar la enfermedad no cure

Formulario de comentarios

Send this to friend