El escatológico hundimiento del submarino U-1206

El submarino U-1206 quizá nunca sea tan famoso como el RMS Titanic, pero la extraña historia de cómo (y porque) se hundió ciertamente le merece un lugar especial en la historia. Era el 6 de abril de 1945 cuando el U-1206, un submarino de la marina alemana, zarpaba de la ciudad portuaria de Kristiansand, en la Noruega ocupada por los nazis, hacia su primera misión como patrulla de combate. Se le habían asignado las aguas del Atlántico Norte, iba con la encomienda de buscar y destruir cualquier navío de bandera británica o estadounidense en altamar.

tripulación del U boat UB 14

Para la tripulación de 50 hombres a bordo de submarinos Unterseeboot, como el U- 1206, la vida no sólo era extremadamente peligrosa, también era muy desagradable. Las habitaciones eran extremadamente reducidas, y los baños no eran la excepción. Solamente contaban con dos baños, y como uno se encontraba justo al lado del almacén, a menudo disponían de ese espacio para organizar los suministros. En estas condiciones, el baño quedaba inutilizable, por lo que toda la tripulación tenía que compartir el baño restante.

 

Máxima presión.

La plomería de los submarinos alemanes en aquella época difería de los submarinos estadounidenses y británicos en un aspecto sumamente importante: descargaban los contenidos residuales directamente en el océano, en lugar de almacenarlos en un tanque. Esto les ahorraba un preciado espacio, pero tenía un costo. Los baños sólo podían utilizarse cuando el submarino estaba viajando sobre o próximo a la superficie del océano. Cuando estaba totalmente sumergido, la presión exterior era demasiada como para que los baños pudieran descargar los desechos.

Cuando la naturaleza hacía su llamado en estas circunstancias, la tripulación tenía que valerse de cubetas, latas pequeñas y cualquier tipo de contenedor que tuvieran a la mano. Además, tenían que almacenar cuidadosamente todos esos contenedores – procurando no derramar una sola gota de contenido – hasta que el submarino emergía, momento en que tenían la posibilidad de desechar todo por los baños para descargarlo, o subir a la parte superior del submarino y liberarlo en el océano.

U Boat 110 espacio interior

Interior del U Boat 110.

Los submarinos alemanes de la Segunda Guerra Mundial contaban con un sistema de ventilación bastante precario, esto significaba que incluso en las mejores circunstancias, el aire estaba cargado con humo de diésel, olores corporales humanos y otra clase de hedores. Cuando los baños no estaban disponibles y todas esas cubetas y latas estaban repletas con sólo Dios sabe qué, la peste era insoportable.

 

El peor error de todos.

El U-1206 contaba con un sistema de plomería mejorado. A diferencia de las otras unidades de la flota, empleaba un sistema de alta presión que permitía descargar los baños incluso a grandes profundidades. Pero este nuevo sistema era sumamente difícil de operar. Los baños venían con manuales complicadísimos de instrucciones, al grado que algunos miembros de la tripulación tuvieron que ser entrenados para servir como “especialistas” descargadores de baños.

Apenas en la primera semana de patrullaje del U-1206, el capitán Karl-Adolf Schlitt (que tenía bajo su mando un submarino por primera ocasión) se vio en la necesidad de usar el baño cuando el submarino se encontraba a una profundidad de 200 pies, a unas 8 millas de las costas de Escocia. En lugar de solicitar la asistencia de uno de los especialistas, Schlitt intentó seguir las instrucciones del manual para descargar el baño por su cuenta.

capitán Karl Adolf Schlitt

Karl-Adolf Schlitt.

Pero algo salió mal – y cuando Schlitt solicitó la ayuda de un especialista, las cosas no hicieron más que empeorar. El especialista liberó la válvula exterior – la que se abría al océano – mientras la válvula interior todavía se encontraba abierta, propiciando que un torrente de agua inundara el submarino.

 

Un gas peligroso.

Fue en ese momento que otra falla en el diseño del U-1206 “salió a flote”. Cuando el submarino se encontraba sumergido, activaba motores eléctricos potenciados por un gran banco de baterías. Y las baterías del U-1206 se encontraban precisamente en un compartimento bajo el baño damnificado. El agua salada rápidamente se mezcló con el ácido de las baterías produciendo un mortal gas de cloro, que empezó a esparcirse por todo el submarino.

Con el submarino lleno de gas, Schlitt no tuvo otra opción que emerger a la superficie para ventilar el gas y reemplazarlo con aire respirable. Como emergieron sin antes echar un vistazo a las costas escocesas, la nave rápidamente fue divisada por un avión Aliado que desplegó un ataque. Un miembro del equipo murió en el ataque, otros tres cayeron al agua y se ahogaron.

disparando desde un submarino PGM

El U-1206 resultó seriamente damnificado durante el ataque e incapaz de seguir navegando. Viendo que no tenía forma de salvar el submarino, el capitán Schlitt ordenó a la tripulación restante que desplegaran los botes salvavidas; a continuación huyó de la nave, convirtiéndolo en el primer buque de guerra en la historia naval en ser condenado por un baño defectuoso. 36 miembros de la tripulación fueron rescatados por botes pequeños en el área; los otros diez lograron llegar a la costa y fueron capturados.

 

¿Mala suerte?

En 8 días de patrullaje, el U-1206 nunca llegó a desplegar un ataque sobre embarcaciones de los Aliados. Aunque esto probablemente no hubiera representado ninguna ventaja en los esfuerzos nazis de guerra, cuya derrota se encontraba apenas 3 semanas adelante. El 30 de abril, Adolf Hitler se suicidó en el führerbunker en Berlín; una semana después, los alemanes se rindieron y la guerra en Europa llegó a su fin.

flota de submarinos alemanes nazis

Es posible que el baño que envió al U-1206 al fondo del Atlántico haya salvado a los 46 miembros sobrevivientes de la tripulación. Aunque alguna vez Winston Churchill admitió “la única cosa que me asustaba durante la guerra fue la peligrosidad de los submarinos”, para el verano de 1943 la Batalla del Atlántico se convirtió en un hecho decisivo a favor de los Aliados, que ahora eran capaces de hundir submarinos más rápido de lo que los alemanes podían reemplazarlos. Los submarinos alemanes que sobrevivieron a la guerra fueron muy pocos: alrededor del 75% de la flota de submarinos nazis fue hundida durante la guerra, y entre 30 y 40 mil tripulantes encontraron sus tumbas al interior de estos buques de guerra.

Afortunadamente, gracias a un baño defectuoso, los 46 tripulantes sobrevivientes del U-1206 no formaron parte de esa estadística.

Especiales
  • yosirecuerdo Jul 31, 2017

    Ahora si que la cag* el capitan…

    • MC DJ vitaminado y mineralizado Jul 31, 2017

      Jajajajaaaaaaa!!!!!!

    • Inculto Jul 31, 2017

      Por pena a que un subordinado no viera su kk se quizo hacer el valiente. Jajja , aunque al final todo estaba friamente calculado, ya que salvo 46 vidas

  • shim Jul 31, 2017

    jajaja se mmaron con esta historia

  • Cazador Jul 31, 2017

    Quien diría que una cag**** los iba a salvar!

  • Zman Ago 1, 2017

    Para aquellos que les gusta el tema de los botes U, hay una excelente películas: U-Boat (Das Boot, 1981). Tal vez la mejor película del tema de submarinos que existe.

  • La chimoltruphya Ago 1, 2017

    Para Submarinos los de Marianela, lastima que ya no existan (︶^︶)

    • Paok Ago 1, 2017

      Es Marinela, burr@

      Bolches yarboclos pa todos l@s cagon@s.

  • Paok Ago 1, 2017

    Las muchachas de mi pueblo
    No se bañan en la tina
    Porque saben que debajo
    Hay una submarina

  • Datavoltus Ago 1, 2017

    Militares, literal su vida valia una mier*a

Formulario de comentarios