Hombre de miel: cura mítica y asquerosa

La melificación humana, ocasionalmente referida como hombre de miel, fue una sustancia medicinal legendaria cuyo proceso de producción requería sumergir un cadáver humano en miel. Esta sustancia es referida exclusivamente en fuentes médicas chinas, donde se puntualiza que algunos ancianos en Arabia eran sometidos a una momificación en miel para dar origen a la sustancia curativa.

miel tazon

Así quedó de manifiesto en el texto Bencao Gangmu, un compendio médico del siglo XVI obra del farmacólogo y médico Li Shizhen.

Este proceso va más allá de la simple donación del cuerpo dado el aspecto del sacrificio. Idealmente, un proceso de melificación iniciaba antes de la muerte. El donador debía sustituir su dieta habitual exclusivamente con miel, incluso llegando al punto de bañarse en la sustancia. Cuando la dieta finalmente resultaba en la fatalidad, el cadáver del donante era dispuesto en un recinto de roca lleno de miel.

Después de un siglo o incluso más, el contenido se habría convertido en una especie de sustancia con la reputación de curar miembros rotos y otras enfermedades. Esta macabra cura era vendida en mercados callejeros como una sustancia difícil de encontrar a un precio considerablemente alto.

momia real

 

Propiedades de la miel.

La miel ha venido siendo usada en prácticas funerarias de diferentes culturas. Los sacerdotes birmanos tenían la costumbre de preservar los restos de su jefe en ataúdes llenos de miel. Su reputación como una sustancia perdurable y medicinal ya es reconocida desde hace mucho tiempo.

Al menos durante los últimos 2700 años la miel ha sido utilizada por los humanos para tratar una variedad de problemas a través de la aplicación tópica, y hasta hace muy poco la química explicó las propiedades antisépticas y antibacteriales de la miel.

Debido a su composición tan única y al complejo procesamiento del néctar por las abejas, que cambia sus propiedades químicas, la miel permite su almacenamiento durante largos periodos de tiempo y es fácilmente asimilada incluso tras una larga preservación. La historia tiene múltiples ejemplos de miel preservada durante décadas, siglos e incluso milenios.

 

Las momias vs enfermedades.

cabeza de momia

Las farmacopeas, tanto europeas como chinas, empleaban curas de origen humano como la terapia de orina, e incluso le asignaron un uso medicinal a la leche materna. El uso medicinal de las momias estuvo bien documentado en libros que datan del siglo XVI y XVIII en Europa, pero fuera de Arabia no existían los cuerpos voluntarios disponibles.

Las momias fueron un ingrediente común en la Edad Media al menos hasta el siglo XVIII, y no sólo en el ámbito medicinal, sino también como fertilizante y hasta pintura. El uso de cuerpos o sus partes en la medicina se remonta mucho antes, en el Imperio Romano la sangre de los gladiadores muertos era empleada como tratamiento para la epilepsia.

Bizarro
  • Inculto Jun 22, 2017

    De por si la miel es cara ,ahora no quiero imaginar cuanto saldria el litro de miel de humano

Comentar el artículo.