Hombre en llamas, inmolación como protesta en Bulgaria

No, hoy no vamos a hablar del curioso festival que se realiza en el medio del desierto de Nevada en los estados unidos. El artículo es bastante más serio y tiene que ver con una forma de protesta extrema, la inmolación.

bulgaria protestas

Imagen: Vice

La inmolación es una forma de suicido en la que un individuo se rocía con algún liquido inflamable y a continuación se prende fuego como forma de protesta, desobediencia civil o como una acción solidaria con alguna causa. Esta macabra práctica tuvo sus inicios con los monjes budistas a principios de los años 60, quienes se revelaron quemándose en lugares públicos como protesta contra la tiranía del régimen en Vietnam del Sur. Más adelante, este método se repetiría con otras muchas personas a modo de protesta, normalmente de carácter político.

Durante los últimos seis meses, Bulgaria ha sido testigo de una ola de autoinmolaciones. Tan solo entre los meses de febrero y marzo, seis ciudadanos búlgaros se suicidaron prendiéndose fuego, y cuando menos diez personas más continuaron con la extrema protesta desde la fecha. (A excepción de China, estas estadísticas ponen a Bulgaria en el segundo lugar mundial de inmolaciones).

Los rumores dicen que la inspiración de todas esta protestas vino de un fotógrafo de 36 años llamado Plamen Goranov, quien se prendió fuego el 20 de febrero frente al ayuntamiento en Varna, una ciudad turística en la costa del Mar Negro. Según los periodistas, la economía comercial en Varna está controlada por un grupo empresarial llamado TIM, acusados por un ex embajador de Estados Unidos en Bulgaria, James Pardew, de crimen organizado, prostitución y extorsión, según un cable diplomático publicado por WikiLeaks en 2005. Según Pardew, TIM fue la “estrella del crimen organizado emergente de Bulgaria”. Plamen se prendería fuego para protestar por la supuesta relación de TIM con el alcalde de Varna, Kiril Kiro Yordanov.

Antes de inmolarse a lo bonzo, sostenía un cartel en el que exigía “la renuncia de Kiro y todo el ayuntamiento a las 5 P.M”.

Tras doce días de la muerte de Plamen, su deseo fue cumplido: fueron llevados a cabo homenajes y vigilias en su honor en las principales ciudades, con su propio partido ejerciendo una presión devastadora, Yordanov renunció. Impulsados por este éxito, continuarían estallando protestas contra la corrupción en todo el país; hacia finales de febrero eran tantas que forzaron al primer ministro —un supuesto ex contrabandista de anfetamina llamado Boiko Borisov— a dimitir.

Thich Quang Duc fue el primer inmolado en la historia, protestaba por la horrible represión a los vietnamitas sufrida a manos del dictador Ngo Dinh Diem. El monje estuvo completamente inmóvil mientras era consumido por las llamas, sin emitir ningún tipo de señal de dolor. Luego de su muerte, y siguiendo la tradición, la comunidad incineró sus restos, pero su corazón permaneció intacto. Así pues, se le consideró sagrado y fue puesto bajo el cuidado del Banco Nacional de Vietnam.

Más allá de este último elemento romántico, las inmolaciones no tienen nada de atractivo, representan una conducta antinatural e irracional del ser humano. Lo increíble resulta cuando comprendemos que las afinidades políticas y la búsqueda de justicia pueden alcanzar estos niveles tan grotescos. A continuación presentamos un documental realizado por Vice sobre el tema con varios de los sobrevivientes de estas protestas.

Fuente: Vice

Entretenimiento, Videos

Artículos Relacionados

Formulario de comentarios

Send this to friend