Grado de cocción de la carne asociado con el riego de demencia

¿Qué tan cocido te gusta el filete, poco cocido o bien cocido? La respuesta a esto podría influir en tu desarrollo mental a través de los años, según sugiere una nueva investigación. Científicos han encontrado que los compuestos conocidos como glicotoxinas, responsables por el color marrón (o ennegrecido) de la carne, pueden incrementar el riego de demencia asociada con la edad.

filete carne

El resultado, que se hizo público el año pasado en el Proceedings of the National Academy of Sciences, proviene de una investigación que estuvo encabezada por científicos de la Icahn School of Medicine en Mount Sinai, en los Estados Unidos, vincula las dietas altas en glicotoxinas con diversos padecimientos entre los que se incluyen la demencia asociada con la edad, obesidad y diabetes tanto humanos como en ratones.

El equipo descubrió que los ratones a los que se les proporcionaron dietas altas en glicotoxinas (específicamente un tipo llamado productos de la glicación avanzada, o PGAs), presentaron una mayor propensión a desarrollar demencia como problemas cognitivos y motores a medida que envejecían en comparación con los ratones que recibieron dietas bajas en glicotoxinas. Los ratones alimentados con exceso de PGAs también incrementaron las cantidades del péptido beta-amiloide en el cerebro, son estos péptidos adhesivos los que forman la placa en el cerebro de las personas que padecen Alzheimer.

Después, el equipo monitoreó la cantidad de PGAs en la sangre de 93 voluntarios de la ciudad de Nueva York con edades mayores a los 60 años en un lapso de nueve meses. Durante este tiempo también preguntaron a los participantes que tan a menudo ingerían glicotoxinas y monitoreaban su función cognitiva así como su sensibilidad a la insulina – un marcador importante para el riesgo de síndromes metabólicos como la diabetes y la obesidad.

Encontraron que los voluntarios con una mayor cantidad de PGAs en la sangre durante la duración del estudio, experimentaron un declive cognitivo mayor en comparación con sus pares, así como también una reducción en la sensibilidad a la insulina.

Las dietas de estos participantes no se monitorearon en el laboratorio, por lo que es imposible saber exactamente la cantidad de glicotoxinas que comieron, pero los investigadores creen que tienen suficiente evidencia para investigar más a fondo si el simple hecho de comer carne poco cocida podría significar una forma sencilla de reducir el riesgo de demencia y síndromes metabólicos a medida que nos hacemos viejos.

Y aunque los resultados parezcan interesantes, todavía queda mucha investigación por delante. “Los estudios son preliminares y se requiere de más evidencia en el sentido de estudios epidemiológicos a gran escala antes de empezar a recomendar como cocinar mejor nuestros alimentos”, dijo Michael Woodward, un investigador de la demencia del Austin Health, en Australia, a la Dementia Research Foundation.

Sin embargo, este estudio se añade a un creciente cúmulo de evidencia que sugiere que lo que comes – por ejemplo alimentos ricos en grasas, fritos y procesados – puede estar relacionado con enfermedades como la demencia, diabetes y enfermedades cardiovasculares”, agregó.

Nunca mejor dicho, “mente sana en cuerpo sano”. Vía ScienceAlert

Medicina

Artículos Relacionados

  • master chief Abr 7, 2015

    Mmm tan rica que es la carne

  • pequñohitler Abr 7, 2015

    Amo la carne

  • paco Abr 7, 2015

    Cada quien hace estudios a su manera, que si comidas grasosas de cierto tipo son buenas, que si son malas, que si solo comes pasto, es bueno, en otro que es malo, y asi se la van llevando, al final, realmente todo se traduce en traga lo que quieras, solo haz ejercicio, y no comas tanta chatarra,

Formulario de comentarios

Send this to friend