Noticias

Falsos payasos aterrorizan ciudades en los Estados Unidos

El movimiento conocido como “creepy clowns” se ha extendido por gran parte del territorio estadounidense, con incidentes registrados en diversas ciudades del país. Se trata de personas vestidas de payaso que determinan un lugar para quedarse parados en las calles y, en algunos casos, ofrecen golosinas o dinero a los niños con la intención de llevarlos a áreas remotas.

creepy-clown

En otros casos, estos falsos payasos simplemente encaran a las personas que pasan por la calle. Los incidentes ocurren con mayor frecuencia en los estados de Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Un residente de la ciudad de Greensboro, en Carolina del Norte, llegó a perseguir uno de estos falsos payasos, corrió tras él con hacha en mano. Pero el payaso logró escapar, tanto de su persecutor como de la policía. En Greenville, Carolina del Sur, se reportó un par de avistamientos de estos payasos en el mismo día, lo que obligó al sheriff de la ciudad, Ken Miller, a darles un ultimátum: “es algo ilegal, peligroso y debe detenerse”.

La policía fue solicitada en cada uno de los avistamientos de estos falsos payasos, pero no lograron atrapar a ninguno. Esto es algo que viene incomodando a los payasos profesionales, que acusan a la prensa de propulsar el movimiento de los creepy clowns. “Pienso es cómo sería si, en lugar de payasos, esas personas se vistieran de extraterrestres, brujas o zombis”, dijo el payaso profesional Toony Van Dukes al New York Times.

Más allá de que el miedo a los payasos sea una patología real, casos como el del asesino serial John Wayne Gacy, que utilizó su disfraz de payaso para pasar desapercibido, nos muestran que los payasos siniestros van mucho más allá de la imaginación de Stephen King o de una broma en YouTube.

Esperemos que con la llegada del Halloween el movimiento creepy clowns no aproveche la oportunidad y lleve a cabo un acto que termine por arruinar la reputación de estos personajes que se dedican a entretener sanamente a las personas.

Hacer comentario

7 Reacciones