Etiquetas RFID

Mejor que los códigos de barras: etiquetas RFID.

     ¿No has querido saber el precio de un producto en el supermercado, pero el identificador de precios no te lo puede dar porque el código de barras está mojado o dañado? Pues este problema se puede evitar con el uso de etiquetas RFID. Éstas no requieren que las coloques frente a un lector, ni que se lean una por una, pueden ser leídas todas de una vez, incluso a través de sustancias como la nieve y la pintura.

     Las etiquetas RFID pueden contener diferentes tipos de datos, no sólo precios de artículos y aunque no se tengan que poner frente a un lector, lo necesitan. A todo este conjunto de elementos se le conoce como sistema RFID, el cual consiste de una antena, un lector y de la etiqueta.

     La antena es el intermediario entre la etiqueta y el lector, pueden estar ubicadas en los marcos de las puertas, por ejemplo para saber datos de cosas que pasen a través de ella; en las casetas de las autopistas, para detectar a automóviles con las etiquetas o incluso pueden estar junto al lector, que es el que controla los datos que ésta recibe.

     Lo que realmente es una etiqueta es un circuito integrado, el cual es detectado cuando pasa a través de un campo magnético. Es por esto que puedes pasar muchas etiquetas por cierta zona y éstas son detectadas, incluso si cada una contiene información diferente. Sin necesidad de pasar una por una por un lector, son detectadas dependiendo de la potencia del lector y la antena. Es como si tuvieras un gran imán en el fondo de una habitación atrayendo todo metal que pase cerca de él.

Tipos de etiquetas

     Las etiquetas necesitan energía, es por eso que pueden ser equipadas con batería interna con un máximo de 10 años de vida útil. Existen otro tipo de etiquetas llamadas pasivas, las cuales no traen incluida batería, por lo que se alimentan del lector; lo anterior las hace más ligeras y con vida útil casi ilimitada, pero tienen una desventaja, no pueden ser detectadas a largas distancias.

     Debido a los diferentes tipos de etiquetas se pueden crear sistemas de diferente rango de radiofrecuencia. Los de baja frecuencia (30KHz a 500 Khz) tienen corto alcance y son más lentos, pero son menos costosos. Sin embargo, pueden ser muy útiles para rastrear algo; por ejemplo en una biblioteca, los libros pueden contar con una etiqueta, la cual puede ser detectada cuando se pasa a través de la puerta. Pero si necesitas un mayor alcance y que la lectura sea detectada rápidamente, se puede utilizar un sistema de alta frecuencia (850 Mhz a 950 Mhz y de 2.4 Ghz a 2.5 Ghz), es más costoso pero pueden detectar hasta una distancia de más de 90 pies. Éstos son comúnmente utilizados para el rastreo de automóviles.

RFID en la industria

     Debido a todas las ventajas que esta tecnología presenta, está siendo utilizada en la industria, principalmente en la cadena de suministro, la cual se ha podido automatizar, hacer más rápida y con menos margen de error.

     Se dice que la tecnología RFID permite una visión total en la cadena de suministro, esto es porque los productos se pueden etiquetar, obteniendo con esto los datos únicos de cada uno de ellos. Así, se puede seguir a cada uno de los productos, vigilarlos a través de la etiqueta, evitando pérdidas y robos de la mercancía. Como el caso de la biblioteca, en la industria los productos pueden ser identificados con las etiquetas de igual forma.

     El rastreo de los productos y su seguimiento en la cadena, no sólo evita el robo o pérdida de productos, sino que te permite localizarlo en cualquier punto del proceso y conocer su estatus, todo esto en tiempo real y sin importar que el producto que encuentre mojado, con humedad o polvo. Con esto, se evitaran conteos, inventarios además de que no son necesarias las estimaciones, todo es más preciso y rápido.

RFID en el supermercado

     Aunque parezca que esta tecnología sólo es utilizada en lugares muy sofisticados o de alta tecnología, no es así. Actualmente es utilizada en la industria pero dentro de unos años estaremos conviviendo diariamente con ella, tal y como ocurrió con el uso de las computadoras, las cuales ahora son herramienta de muchas personas.

     Imagina que vasal supermercado y los productos en lugar de contener códigos de barras tienen etiquetas RFID. Al final de tus compras, no tendrías que ir a una caja para pagar; pasarías a través de un arco que detectara las etiquetas y en cuestión de segundos se desplegaría el total a pagar; sin importar la cantidad de productos que compres, siempre será igual de rápido como si compraras sólo uno. Definitivamente las largas filas se acabarían.

      Además al tomar tu ticket podrías ver otros datos de tus productos. Esto es porque las etiquetas pueden contener diferentes datos. Podrías ver la fecha de embazado, de caducidad, dónde fue elaborado, etc., de cada producto. Como si cada producto tuviera una tarjeta de identificación y se mostraran todas en cuestión de segundos.

     El sistema RFID tiene muchas otras aplicaciones y algunas ni siquiera se utilizan actualmente. Pero es un hecho que esta tecnología va a ser utilizada cada vez más debido a todas las ventajas que presenta, no sólo en las industrias y en el supermercado, existen etiquetas tan pequeñas que pueden ser introducidas en la piel de las personas, lo cual permitirá que las personas también puedan ser identificadas y detectadas.

     Las ventajas del sistema RFID serán aprovechadas y dentro de no mucho tiempo escucharemos cada vez más este nombre. Las industrias se verán beneficiadas, la seguridad aumentará en los comercios y demás lugares; además el concepto de supermercado que tenemos cambiará y el esperar en una fila para pagar nuestros productos será cosa del pasado.

REFERECIAS BIBLIOGRÁFICAS

Herrera, Itzia López. (Abril 2005). “Análisis de los Beneficios de la Tecnología RFID en la Administración de la Cadena de Suministro: Caso de Estudio: Industria Minorista.” MS Tesis, ITESM, Monterrey, Nuevo León.

Merayo Fernández, Luis y Quirós Abajo, Fernando. (Octubre 2007). “La Tecnología Rfid Y Su Aplicación En La Cadena De Suministro”,

GLOSARIO DE TÉRMINOS

RFID: Identificación por Radio Frecuencia por sus siglas en inglés (Radio Frequency IDentification).

Circuito integrado o Chip: Pastilla muy delgada en donde es encuentran miles o millones dispositivos microelectrónicos interconectados.

Campo magnético: Propiedad del espacio por la cual una carga eléctrica que se desplaza sufre efectos de una fuerza perpendicular. Podemos notar el campo magnético de la tierra cuando vemos la aguja de una brújula orientarse hacia el norte.

Radiofrecuencia: Porción de la radiación electromagnética en la que se puede generar ondas electromagnéticas.

Hertzio: Unidad de frecuencia del Sistema Internacional de Unidades, representa un ciclo por cada segundo.

KHz: Kilohertzio,  1 000 Hertzios.

Mhz: Megahertzio 1 000 000 Hertzios.

Cadena de suministro: También conocida como Cadena de Abasto. Serie de procesos de intercambio o flujo de materiales y de información tanto dentro de una organización o empresa como fuera de ella, incluyendo a proveedores y clientes.

Tiempo real: Es cuando se procesa una señal antes de que ingrese al sistema la siguiente. 

Ciencia, Entretenimiento, Utiles
  • aff Nov 19, 2007

    :alien: cabron quiero uno pa mi bmw xd

Formulario de comentarios

Send this to friend