El primer presidente del narco.

¿No recuerda a Arturo Durazo Moreno? Era uno de los mejores amigos de José López Portillo. Cuando éste personaje ocupó la Presidencia de la República se le ocurrió nombrar como jefe de la Policía del Distrito Federal al amigo del alma: “El Negro” Durazo. Desde ahí, “El Negro” y otro personaje siniestro: Francisco Sahagún Vaca (a) “El Vampiro”, director entonces de la Dirección de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia -antes Servicio Secreto- dirigieron las acciones de lo que ahora conocemos como “el crimen organizado”. En el DF a nivel de asaltos, robos y secuestros; pero también incursionaban en el tráfico de drogas a nivel nacional, compitiendo con la Dirección Federal de Seguridad y la Policía Judicial Federal. López Portillo declaró que fue “el último presidente de la Revolución Mexicana“; en realidad fue el primer presidente priista de la narcorrepública. En forma cínica, abierta.

¿No recuerda la masacre en los ochenta de decenas de policías estatales, municipales y algunos federales en Playa Vicente, Veracruz? Los emboscaron en un río y no quedó uno vivo. Iban a cobrar una cuota. Por esos años también ocurrieron otras célebres masacres, como en San Fernando, Tamaulipas a resultas de un pleito entre policías federales por algunas toneladas de cocaína. Esta primera matanza fue a repercutir en Ojo de Agua, Estado de México, donde la familia Quijano Santoyo (varios de ellos policías federales) fueron brutalmente asesinados. Luego el padre de esos hermanos también murió en forma criminal. Cuando trataron de matar al hermano mayor en la calle de Bucareli, el respondió a la emboscada matando a varios integrantes del Grupo Tiburón de Guillermo González Calderoni, iniciando una leyenda urbana, la cual continuó hasta la muerte del exjefe de Intercepción Aérea de la PGR hace unos años en McAllen, Texas. ¿Nada le dicen los nombres de Marcela Bodenstend, Juan García Ábrego y José Córdoba Montoya? Hablamos de los noventa.

Ah, en Reynosa hace menos de unos siete años una poderosa explosión borró hasta los cimientos de una lujosa casa de un funcionario estatal, matando a toda la familia, al blanco principal y a la servidumbre. El gravísimo incidente nunca fue investigado; ni por el Ejército. Al menos no se conoció del mínimo resultado. ¿Y la Sonora Matancera?; sus narcofosas fueron célebres. Docenas y docenas de cuerpos fueron encontrados en pozos veracruzanos. Y si queremos remontarnos un poco más al pasado, Miguel Félix Gallardo el capo de tutti cappi de los ochenta fue escolta de Leopoldo Sánchez Celis, gobernador de Sinaloa, compadrito del inefable profesor Carlos Hank González. Y podríamos seguir ad infinitum pero escribo de memoria y a vuela pluma. ¿Matanzas, narcopolítica, atentados con explosivos? Los tenemos desde hace muchos años. Pero la diferencia es que antes se tapaban y ahora son públicos.

¿Por qué ahora son públicos en forma hasta poco profesional? Porque antes la escala piramidal del poder, la cual comenzaba arriba con el señor presidente, procuraba dejar en la sombra todos estos feos asuntos. Y todos, empezando por los gobernadores, debían disciplinarse. Por supuesto, también la prensa. Luego; porque eran asuntos de narcotraficantes y policías cuyo negocio casi único era transportar drogas a los EUA y eso no le importaba mucho a la población mexicana. Eran asuntos de un acuerdo general de “gomeros” y policías, gente del gobierno. ¿Para qué meterse en honduras? Si se matan que sea entre ellos, mientras no molesten a los civiles. Por si fuera poco, se podían eliminar a personajes muy contaminados pero nunca a altos personajes de la política estatal y menos nacional. Ahora ya matan y secuestran a personajes de la élite gobernante. Y eso duele de veras.

Ya todo cambió: los cárteles agreden a la población con extorsiones, secuestros y asesinatos. Y entre estos se cuentan como víctimas policías, procuradores, gobernadores (casi) electos. Y personajes importantes como Diego Fernández de Cevallos. Y los medios se encuentran en mucha mayor libertad para exponer, de buena o mala forma, lo ocurrido. Los gobernadores o los gobernadores electos resienten presiones directas (asesinan hasta a sus familiares). Y ya no hay estructura piramidal con la cual se pueda buscar un acuerdo; menos cuando las finanzas de los cárteles exigen mucho dinero, hasta mexicano. Sí; el espejo empañado se limpió. Y ahora vemos todos en tiempo real lo que antes se ocultaba. Un trágico avance, pero avance al fin.

Debate.

¡Ya ni la..., Entretenimiento, Historia, Noticias

Artículos Relacionados

  • Armando Fuentes. Ago 24, 2010

    Excelente Nota.
    Felicidades por hacer notar la Cruda Realidad que vive nuestro México.
    Ojalá la Gente se Concientize y que sepamos responsabilizarnos de la parte que seamos culpables, aceptando, no denunciando, o beneficiandose directa o indirectamente de la situación.
    Mordidas, Sobornos, Violaciones a la Ley, y un largo Etc que todos cometemos porque creemos que no hacemos dañoa a nadie.
    “con tirar esta basurita no se tapa la alcantarilla”

  • DILAN Ago 24, 2010

    desgraciadamente hay un cancer profundo en la clase politica de este pais, que tardara muchos años en curarse, quiza nuestros nietos lo vean, pero no estoy tan seguro….

  • joseangelmedina Ago 25, 2010

    eso si es ser muy naco coriente

  • Gener Ago 25, 2010

    De acuerdo con este artículo, bastante claro para haber sido escrito a vuela pluma.

  • m203 Ago 25, 2010

    Muy cierto el post.

  • Jose Pérez Sep 4, 2010

    Estas muy mal informado, los asesinatos de Ojo de agua (domingo rojo)fueron una represalia de la policia por el asesinato de los agentes en bucareli, cuando trataron de aprender al narcotraficante Fransico Quijano Santoyo que era ex-agente, campeon de tiro de la policia, y lider de la banda que componian sus hermanos que NO eran agentes, les decian los matapolicias, por eso es que ya los tenian en la mira, ademas de que debian las vidas de algunos otros agentes federales.

  • Adrián Gutierrez Ene 31, 2012

    Interesante la observación de Jose López! Estoy interesado en el tema, recién leí el libro de Los Señores del Narco de Anabel Hernández, el cual recomiendo pues ahí se puede conocer más a profundidad las terrible situación que tanto tiempo la sociedad mexicana ha ignorado.

    José, me podrías dar la fuente de tu información, quizás la bibliografía o algún link donde pueda profundizar?

    Saludos!

  • yolo vendo Feb 6, 2014

    que nuena honda civic-@

Formulario de comentarios

Send this to friend