El doloroso y fantástico arte de vivir solo

Si alguna vez te sentiste extraño viviendo solo, tengo una noticia que darte: no eres la única persona a la que le sucede. Con cada año que pasa, el número de personas que viven solas no hace más que aumentar. Esto sucede gracias al envejecimiento de la población – con la consecuencia de un incremento en el número de viudos –, por el aumento en los casos de divorcio, por la independencia financiera de los más jóvenes y la elección de casarse más tarde en la vida.

paisaje de soledad

Hay personas que viven solas por elección. Pero, para otros, es un tema de falta de opciones. Y puedes tener 18, 30, 40 o 65 años, pero cuando empiezas a vivir solo, la sensación siempre es la misma: “¿Y ahora, cómo será esto?”.

Al comienzo descubres el lado bueno de no tener que compartir el mismo techo con alguien. Andar en cueros a voluntad por toda la casa, dejar la casa desordenada y despertar a la hora que se te pegue la gana. Descubres lo bien que se siente no tener a nadie reclamándote por dejar la toalla mojada en la cama, por qué solo comiste pizza o por qué tomaste demasiada cerveza.

Sucede que siempre llega ese momento en que te pierdes dentro de tu propio apartamento. Te rompes la cabeza con las cuentas de la luz, el agua y la renta. Intentas llevar una alimentación saludable, pero descubres que la comida fresca se descompone bastante rápido. ¿Quién compra frutas y legumbres para más de una semana? Así, regresas al mercado decidido a tomar la mitad de las cosas que habías comprado antes. Ahí descubres que no te venden lechugas a la mitad ni medio paquete de pan.

Al llegar a casa, no hay nadie para escuchar cómo te fue, o para contarte una historia. Para compartir la comida, la cama y los sueños. El silencio se hace cada vez más pesado y te sientes vacío.

Ese vacío es la angustia del anciano que teme morir y no ser encontrado. Es la nostalgia por el arroz con frijoles de mamá y la ausencia de los niños corriendo por toda la casa. Es la carne que quedó dura y la estufa que parece un campo de batalla. Son las plantas que murieron por que se te olvidó regarlas.

Pero, aunque no te guste lavar la ropa y mucho menos limpiar el baño, e incluso con algunos otros desafíos, descubres que es posible vivir solo sin ser solitario. Empiezas a dar la vuelta y tu intuición aflora.

¿Sabías que las ostras que no han sido heridas no producen perlas? De la misma forma, la gente que es feliz no siente necesidad de crear. El acto creativo, sea en la ciencia o en el arte, surge siempre de un dolor. No es necesario que sea un dolor doloroso… pues a veces el dolor aparece como esa picazón que recibe el nombre de curiosidad.

La soledad es un exilio fundamental para el conocimiento de uno mismo. Pero se requiere tener mucho cuidado para no perderse en la autocompasión y el martirio; en este caso, tu peor enemigo serás tú mismo. Tú eres tu propia inercia. Tú eres tu propia obstinación en aprender a vivir solo.

No importa si vives solo durante una época o por el resto de tu vida. Mirar dentro de ti y buscar aquello que te falta, es como componer poesía con tu propio silencio. Al seguir adelante con la vida que te fue dada, procura ser feliz con aquello que tienes. Ríe a solas de tu desorden y sorpréndete con tu valentía. Haz de la experiencia de vivir solo tu mejor arte.

Reflexión

Artículos Relacionados

  • OZVA Nov 25, 2015

    Cuando vivía solo, una bacteria me acompaño durante 2 días, fue hasta que mis compañeros de trabajos visitaron mi hogar y forzando la puerta se percataron que seguía en cama.
    Le pregunte a uno de ellos mientras trataban de moverme ¿ que hacían con el uniforme puesto? y fue duro escuchar que ya era martes por la tarde.

  • monosabio Nov 25, 2015

    Me voy a llevar al perro, será buena compañía.

    • fzuntsu Nov 25, 2015

      es más divertida una perra

      • Wilfrido de Ivanhoe Nov 28, 2015

        O una zorra, dicen que proporcionan, además de compañía, ciertos placeres mundanos.

  • Jorge Nov 25, 2015

    La prmera vez que vivi solo fue genial, hacia lo que me venia en gana y la hora que lo deseara invitaba a la casa a la gente que queria y el tiempo de llegada no era un problema, pese a que siempre mantuve la casa limpia en parte por que pagaba para que asearan un par de veces por semana, despues de cerca de un mes al llegar la casa abrir la puerta y notar esa oscuridad total, el silencio, el vacio y falta de calor me di cuenta de lo duro que seria, saber que no importara a que hora llegara, si es que decidia llegar, hiciera lo que hiciese, nadie estaria esperandome, a nadie le podria decir lo dificil que fue el dia, o lo maravilloso que pase haciendo en la tarde, fue duro saber que solo estaba yo, y que pese que podia sobrevivir bastante bien sin ayuda, la soledad era algo que me incomodaba. Esa sensacion duro cerca de 1 semana y despues aprendi a sobrellevarla y tomar lo bueno de ella, pero esa sensacion, esa fatidica semana, es algo que no le recomiendo a nadie.

    • yomero Nov 25, 2015

      Cuando llegué al DF a vivir solo con la compañia de un primo, al principio fue puro desmadre, hacías lo que se te venía en gana, si querias llegabas a dormir y no había problema, lo doloroso sucedió a los 2 meses, empecé a extrañar la cómodidad de mi casa materna, la comida, etc. sobre todo a valorar la compañía de la famila. Con el tiempo te vas acostumbrando a la soledad, aunque hay ocasiones en las cuales “se siente gacho” llegar la casa esté sola.

  • pablo Nov 25, 2015

    yo vivo solo desde hace un tiempo, todo depende de la persona, hay veces que si te sientes vacio, pero la mayor parte del tiempo te sientes libre…:) solo aprender a sobrellevar la situacion,y evitar la monotonia

  • Antonio Nov 25, 2015

    Excelente artículo, me sentí identificado. Vivir solo pude ser duro pero es una de las mejores experiencias…

  • adolfo Nov 25, 2015

    Vivo solo desde los 20 años, ahora tengo 53 y no me arrepiento, ni siento necesidad de compañía. Poco a poco me fui adaptando. Me volví ordenado para hacer los pagos, contrate personal para la limpieza, compre una lavadora y aprendí a utilizarla. En fin me organice. En cuestión de familia no tengo hijos pero tengo sobrinos, visito a mi familia algunos fines de semana y viajo con ellos. Por otro lado el no tener una pareja fija me a permitido ahorrar para viajar, para tener una moto y una auto deportivo (que debo en dolares y que seguro mi pareja me hubiera abandonado por comprarlo). El vivir solo me permite organizar mi tiempo para hacer lo que quiero.

  • Polo Nov 25, 2015

    Te han de salir caros los mayates ocasionales Adolfo,agarrate uno de planta.

  • Frank Nov 25, 2015

    Tengo 43 años y he vivido mucho tiempo solo y lo he disfrutado. Con toda franqueza puedo decir que nunca me ha entrado miedo o tristeza al ver mi casa esperándome oscura y vacía, al contrario siempre sé que podré hacer lo que quiera para descansar, estudiar o distraerme: ver TV, poner la música que me gusta, usar el Internet como ahora mismo hago, leer un buen libro sin ser interrumpido, terminar algo del trabajo; lo que quiera. Puedo comprarme casi lo que quiera, salir a comer al lugar que prefiera en el momento que decida. Puedo flirtear con la chica de mi preferencia en algún bar, reunión o fiesta.

    Sé de los problemas que tienen mis amigos casados, de las peleas por tonterías con sus parejas, del hartazgo de sus relaciones, de la desilusión de aquel compañero de la oficina que fue obligado sin una razón válida por su mujer a marcharse de la casa que compró con muchos años de trabajo.

    Sin embargo, éste es mi próximo reto: ser lo suficientemente inteligente para elegir y atraer a una pareja que valga la pena, aprender a compartir y ceder en la convivencia de la vida diaria, ser capaz de alimentar y hacer crecer la admiración de otra persona hacia la mía, aprender a descubrir lo que otra persona guarda en su interior para mí.

    Soy consciente de que el amor es algo muy diferente a lo que la contaminación cultural de la sociedad en que vivimos nos ha enseñado.

    Sé que voy a lograrlo.

    • CHIQUITA OLVERA Nov 26, 2015

      Mucha suerte Franco… por supuesto que vas a lograrlo. Aquí lo importante es nuestra actitud hacia las personas y hacia la vida, lo dispuestos que estemos de compartir….

  • yanimeacuerdo Nov 26, 2015

    veo muchos que sienten feo estando solos, yo desde los 17 años a los 25 años vivi solo, fue una grata experiencia, me fui a vivir solo por desicion y a mis padres no les gusto, sin embargo al estar solo valoras cosas, como por ejemplo con mi madre me servian frijoles y fruncia la nariz, al vivir solo te das cuenta de lo que cuestan las cosas y como simples frijoles cuesta trabajo comprarlos, pagar luz gas etc que cuando vivia con mis padres me valia m-a-d-r-e dejar la luz prendida, al vivir solo me di cuenta lo que cuestan las cosas y no hablo de dinero hablo del trabajo de ganarlo, fue una leccion de humildad, en ese momento los entendi perfectamente, sobre sentir la soledad, no senti mucho eso, sera porque nunca tuve hermanos, y estar solo para mi es comodo, fue un camino de autoconocimiento, actualmente con mi vieja y mi hijo no estoy solo, pero a veces salen ellos todo el dia y yo me quedo encerrado y ese momento lo uso para mi, pero ya en la noche si los extraño y les llamo para ver a que horas llegan despues de conocer la compañia de propia familia ya no es facil estar solo
    como anecdota el primer dia de vivir solo no tenia dinero solo una telera y un aguacate de cena, y me hize una torta de aguacate. me supo tan rico que les juro que e vuelto a hacer tortas de aguacate, pero ninguna me a vuelto a saber como aquella torta

  • Luis Angel Nov 27, 2015

    Yo viv´en union libre 3 años y ahora que vivo solo es lo mejorrr que me ha pasado jajajaja

    • Mich Dic 9, 2015

      Supongo que viviste un martirio… bien por ti que vives solo.

  • Jazmin Nov 27, 2015

    Me gustaria volver a vivir sola, es una experiencia q no cambio por nada.

  • el vitor Nov 27, 2015

    ya casi tengo 25 y toda la vida he vivido con mis papas, dure mucho en una relación y estuve a punto de irme a vivir en unión libre, pero por una cosa y otra ya no se concreto. Actualmente estoy planeando rentar un cuarto, para empezar, aunque la verdad es una decisión bastante complicada y la soledad es el principal temor, y aun a pesar de eso se que lo lograre.

  • Per Luigi Dic 5, 2015

    Yo viví sólo desde los 22 hasta los 25. Al principio era una novedad y pronto aprendí a lidiar con la comida, aseo, ropa, etc. Lo duro fue cuando me echaron del trabajo y los pocos ahorros se consumieron y pasaban los meses y no encontraba nada. Al mismo tiempo estaba terminando la universidad y hacía malabares para conseguir para la comida y pasajes.
    Cuando tocas fondo te pasan dos cosas: o te hundes y te jodes completamente, o la resiliencia moldea tu mente de tal manera que sales tan fortalecido que literalmente ya no le temes a nada.
    Salí de esa experiencia (días sin comer, la más brutal) tan feroz, que puse un negocio con el que en sólo un par de años pude comprar muchas cosas, incluida una bonita casa. Si alguna vez has visto la película “Aspirando desnudos en el paraíso” de Danny Boyle, el director de Transportting, entenderás la clase de vendedor que era.
    El negocio quebró años después y yo estaba (sigo) en una zona de confort que no he sido capaz de salir.
    Estoy tocando fondo porque tengo que deshacerme de algunas cosas (casa, carros, muebles) porque desde la crisis del 2008 no he podido hacer nada de provecho. Mi negocio fracasó descomunalmente después de 13 años y no pude ver que ya no valía la pena mantenerlo y seguir pagando rentas, empleados, etc. Con la venta de una de mis casas y equipo de reparto pagué a proveedores. Como ya había ocurrido antes y de la misma manera salí a flote y enderecé el negocio, pensé que sería lo mismo.
    Para acabarla de joder un accidente me tuvo postrado y en rehabilitación por casi una año.
    Sin embargo, los últimos tres años (en los cuales las deudas han ido creciendo, en parte porque no quise sacar a mis hijos de las escuelas privadas debido a que sigo creyendo en la importancia de la educación) me la he pasado estudiando y afinando el próximo proyecto. Voy a vender mi casa y con lo que me quede después de liquidar deudas alcanzará para ir de nuevo hacia adelante.

    Vivir sólo fue la experiencia más enriquecedora para formar el carácter. Todos deberíamos hacerlo alguna vez, estar lejos de los seres queridos y valernos por nosotros mismos para todo. Es una excelente manera de probar tus capacidades.

  • Mich Dic 9, 2015

    Yo me quede en casa de mis padres solo por un año, al principio fue difícil porque extrañaba a mis padres, a mis hermanos y mis sobrinas pero con el paso del tiempo me acostumbre y después me gustó mucho estar yo solo, hacia lo que yo quería, aunque la mayor parte del tiempo me la pasaba estudiando y haciendo tarea, lo genial era que no tenía que soportar a nadie y nadie me molestaba, lo difícil era limpiar toda la casa porque era grande y me tomaba como dos días hacerlo, en ocasiones llevaba a mi novia y la pasábamos bien. Ahora que ya no estoy solo extraño mucho vivir como antes.

Formulario de comentarios

Send this to friend