Desastre: inundación de melaza en 1919

El día 15 de enero del año 1919 el suelo comenzó a moverse en las inmediaciones de la 529 Commercial Street en Boston, Massachusetts, Estados Unidos. Al interior de la Purity Distilling Company un enorme contenedor de melaza de aproximadamente dieciocho metros de largo empezó a producir un sonido muy particular. El monumental recipiente servía como destino temporal para la melaza que después era llevada a una planta de procesamiento, donde la empleaban para producir cordita, edulcorantes y licor.

inundacion melaza 1919 (2)

Instantes después de aquel angustiante gruñido, un sonido semejante al de una ametralladora se hacía eco entre las calles a medida que los remaches del contenedor cedían uno tras otro por la presión. El tanque finalmente estalló en una explosión monumental que incrustó trozos retorcidos de chapa de hierro en los edificios a su alrededor. Las instalaciones de la Purity fueron devastadas por la explosión, y una estación de bomberos próxima fue aplastada por un gran trozo de hierro que llegó hasta allí por los aires.

Pese a la tremenda fuerza de la explosión, el daño no fue más allá en los edificios que circundaban al tanque. Sin embargo, los casi 9.5 millones de litros de melaza desataron una catástrofe que se extendió por todo el vecindario de North End.

Las personas en ese lugar fueron atropelladas por un espeso y asfixiante lodo que los envolvió en su flujo. La enorme ola de jarabe color marrón se abrió paso levantando construcciones desde sus cimientos, volcando automóviles, carretas y caballos por igual. Irrumpió en un tramo de vías férreas e incluso sacó a un tren de los rieles donde encontraba. En cuestión de minutos varias cuadras de este barrio en Boston se habían transformado en el escenario de edificios en ruinas y personas que luchaban por no morir enterradas entre los restos de este dulce espeso que alcanzaba casi el metro de altura.

inundacion melaza 1919 (1)

Las acciones de rescate iniciaron de inmediato, pero muchos actuaron sin saber que rápidamente quedarían envueltos en el caos y que quienes necesitarían ayuda eran ellos mismos. Los aterrorizados sobrevivientes podían ser vistos corriendo por las calles cubiertos por residuos de melaza color marrón oscuro. El navío cañonero USS Nantucket se encontraba anclado en el Playground Pier a tan solo unas cuadras de la zona del desastre, por lo que el Teniente Comandante HJ Copeland ordenó a gran parte de sus hombres prestar asistencia a la comunidad. Oficiales de policía, militares y enfermeros de la Cruz Roja se abrieron paso entre este jarabe mortal buscando víctimas pegajosas la noche entera.

desaste melasa bomberos

Las estadísticas oficiales resumieron la tragedia en 21 pérdidas humanas – principalmente por aplastamiento y asfixia – y 150 heridos. Se cuenta que uno de los abogados de la empresa llegó al lugar en cuestión de horas y pretendió culpar de la tragedia a un grupo de anarquistas saboteadores. Pese a la insistencia en esta versión, la compañía terminó pagando una indemnización de US $ 1 millón a los afectados. El puerto cercano se tiñó de marrón durante todo el invierno y la primavera que precedieron al evento, pues se requirió de más de seis meses para limpiar los edificios, automóviles y calles envueltas en la pegajosa sustancia. Un día después de la catástrofe, y por pura coincidencia, se ratificó la decimoctava enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, un hecho que abrió el camino a la Prohibición.

Así lucía el tanque

Así lucía el tanque previo a la explosión.

El motivo preciso de la explosión nunca se determinó, pero se le atribuyó a una presión excesiva y a los defectos de fabricación del tanque. Según algunos reportes, la Purity Distilling Company había pasado por alto la prueba de presión en el contenedor antes de utilizarlo por primera vez; por lo que desde su primera carga con melaza, el tanque empezó a tener fugas. En lugar de pagar por la reparación de las fugas, la empresa prefirió pintar el tanque de marrón. Aquel trágico día de 1919 la presión al interior del contenedor se incrementó como nunca antes debido a la fermentación del producto y las temperaturas particularmente elevadas de la época, lo que provocó una ruptura irremediable.

Aunque ya pasó casi un siglo desde la inundación, se cuenta que en algunos días calurosos todavía brota melaza en algunas zonas de Boston.

Historia

Artículos Relacionados

  • Kaiser Diavolo Oct 27, 2015

    me recordo al barril de cerveza que inundo Londres…

    • master chief Oct 28, 2015

      tienes razon es muy parecido

  • el chico sin avatar Oct 27, 2015

    esto ya lo habian posteado no ?…

Formulario de comentarios

Send this to friend