¿Cómo sobrevivir perdido en la selva?

Es un tipo de situación en que las personas jamás quisieran verse involucradas. Sin embargo, si algún día llegas a perderte en el medio de la selva – ya sea porqué lograste sobrevivir a un accidente aéreo o te extraviaste durante un paseo –, la primera recomendación es obvia: no entres en pánico, pues tus probabilidades de sobrevivir en ese estado son prácticamente nulas.

selva

Además, evita salir deambulando por ahí si no tienes idea de a dónde dirigirte. Si hasta los leñadores más expertos tienen dificultad para orientarse en un bosque, imagina tú. En lugar de caminar sin un rumbo, siéntate y procura descansar – concentrando tu atención en cómo obtener alimento y agua potable. Con calma y atención, debes preservar tu capacidad de reacción inmediata. La selva no es de los más fuertes, sino de los más inteligentes.

Mira a tú alrededor y procura descubrir dónde te encuentras, por dónde has llegado y a dónde quieres ir. Si tuvieras una brújula y un mapa de la región, gran parte de tus problemas de orientación estarán resueltos. En caso de que no sea así, puedes comenzar a desplazarte en busca de ayuda, siempre que tengas en cuenta las debidas precauciones descritas a continuación. Nunca te desplaces por la noche, incluso si tienes una linterna o tienes un cierto porcentaje de visibilidad, la mayoría de los depredadores salen a cazar por la noche.

 

Cuida tu cuerpo.

Resulta esencial mantenerse físicamente integro. Por eso, cuídate bien de cualquier arañazo, quemadura o picadura de insecto para evitar en la medida de lo posible una infección. Mantén hábitos de higiene, si es posible bañándote a diario. De no ser así, por lo menos mantén las manos, el rostro, las axilas, la ingle y los pies limpios. Recuera que en la selva necesitarás bastante de tus pies, así que cualquier cuidado que tengas con ellos es poco.

 

Abrigo y fogata.

Busca un claro para montar una cabaña rudimentaria. Los troncos y las ramas pueden ser usados para el techo y la estructura de soporte. Los amarres puedes hacerlos con lianas o corteza. Las ramas de palma son ideales para el techo. Para tener un poco de comodidad, improvisa una cama, elevada a pocos centímetros del suelo con palos y paja. Cava un agujero y haz una fogata para mantener a los animales a distancia – pero no te olvides de apagarla cuando te vayas, para no provocar incendios.

 

Orientación.

Resulta complicado orientarse entre los árboles. En el caso de una selva, la densidad de la vegetación apenas te otorgará un rango de visión de entre 10 y 30 metros hacia el frente. Las cerradas copas de los árboles muchas veces no dejan ver el cielo. Una recomendación es cortar pequeñas ramas por donde se pasa para marcar el camino. Otra recomendación es seguir los cursos de agua, pues casi siempre van a parar a un río mayor. Pero mucha atención, si estás en una selva, evita entrar en el agua, o podrías ser presa de una serpiente o cocodrilo.

 

Alimentos.

No existe una forma 100% segura de saber si una planta es o no venenosa. Pero puedes prestar atención a algunos detalles. Por ejemplo: los frutos que comen los animales son confiables. Si no reconoces una planta, utiliza brotes subterráneos, que son más tiernos y sabrosos. No consumas aquellos vegetales con vellosidades, sabor amargo o sabia lechosa. Para eliminar el contenido tóxico de los vegetales, hiérvelos durante cinco minutos, cambiando el agua dos o tres veces.

 

Agua.

Encontrar agua para beber debe ser tu primera preocupación. Existen varias formas de obtenerla. La más indicada es aprovechar el agua de lluvia que escurre por ramas y troncos, usando una hoja para dirigirla hasta tu boca. Toda el agua corriente de lluvia en el bosque es, en principio, potable, incluso aquella que parece sucia. Pero, si tienes dudas, puedes hervirla durante algunos minutos antes de beberla. Si necesitas filtrarla, improvisa un colador con trozos de ropa.

 

Animales.

Para evitar los encuentros no deseados, fíjate bien por donde caminas y nunca metas la mano en los agujeros. Siempre camina con una vara a tu lado, golpeando ramas y árboles. El ruido ahuyenta a los animales y la vara sirve como una herramienta para la defensa. Siempre pon atención al lugar donde te vas a sentar, evitando los troncos y árboles caídos, el escondite predilecto de serpientes y escorpiones. Siempre sacude tus zapatos y ropa antes de vestirlos. Eso podría ahorrarte una picadura de araña o escorpión. Utiliza tu ropa para protegerte de los insectos, especialmente al final del día, cuando están más activos. Evita rascarte las picaduras, para que no se inflamen.

Trucos & Tips

Artículos Relacionados

  • pequñohitler Mar 3, 2015

    solo una palabra BEAR GRYLLS

    • gestapo Mar 5, 2015

      esas son 2 palabras!!… jajaja

      • Zodiac Egresa Mar 6, 2015

        jajajaja, esto debe de ir directo a las marcianadas xD

  • master chief Mar 3, 2015

    Jueves de aventura

  • Chilenoazul Mar 4, 2015

    Bear Grylls, Sábados y Domingos de 9:a 10:00 a.m. en Chile. x discovery.-

Formulario de comentarios

Send this to friend