Campeonato Mundial de Silbido

Cada año, los silbadores más apasionados de mundo se reúnen en Louisburg, Carolina del Norte (EE.UU.), para competir en el Campeonato Mundial anual de silbido. Jóvenes y adultos son juzgados en términos de resonancia, entonación y presencia en el escenario mientras interpretan algunos de los conciertos y sonatas más famosas.

chiflar

Todo comenzó cuando en 1973, un competidor del festival de música que precedió al campeonato, preguntó si podía silbar su composición original en lugar de cantarla. Los jueces estuvieron de acuerdo y quedaron tan impresionados con su rendimiento que el evento anual se convirtió en la Convención Nacional de silbadores en los EE.UU.

Desde entonces, silbadores con talento de todo el mundo asisten a Louisburg para dar cuenta de sus habilidades y reclamar el codiciado título de Campeón del Mundo del Silbido. Puede sonar como un concurso loco sin sentido con un montón de gente sin nada que hacer, pero para las decenas de participantes que toman parte es un asunto serio.

Pasan mucho tiempo practicando su silbido y su actuación en el escenario, y tienen un cuidado especial de sus “instrumentos”, asegurándose de que estén en perfecto estado durante el gran día. Según un participante, besar aparentemente deja los labios suaves, por lo que algunos de ellos adoptan una política de beso prohibido durante 24 horas antes de la competición, mientras que otros toman un sorbo de agua helada antes de la actuación. El hielo contrae el tejido labial, volviéndolo al aire suave y agradable y permitiendo que el sonido fluya correctamente.

Este año, 60 artistas compitieron por el título del mejor silbador del mundo. El gran título de la división fue ganado por Marina Kato, una adolescente de 14 años de edad, de Japón, que hasta hace un año solo silbaba en su habitación mientras hacia las tareas de la escuela. Tradicionalmente, las mujeres japonesas no se animan a silbar, pero a Kato y otros jóvenes artistas que gustan de usar su propio cuerpo como instrumentos musicales están estableciendo su propia tradición.

El silbido era muy popular hasta la década de 1940, incluso existe un lenguaje basado en silbidos, el silbo gomero, en las Islas Canarias, sin embargo, la mayoría de las personas ni siquiera saben cómo hacerlo. Gracias a eventos únicos como estas Convenciones, la gente está recordando que la boca humana tiene un instrumento increíble y puede ser correctamente afinado.

El silbido más memorable en México: Todo el Poder (1999).

 

Entretenimiento, Noticias

Artículos Relacionados

  • Antonio Ago 6, 2013

    me recordo a un capitulo de Malcolm el de Enmedio
    donde lois entra a un concurso de silvidos y presnetan a su “hija” dewey jeje xD LOL!!

  • Dios Ago 6, 2013

    …Agarren a esos pinches ratas! Hijos de la chingada! Párense putos!
    “Cine mexicano”

Formulario de comentarios

Send this to friend