Bárbara Mori revista OPEN

Bárbara Mori y su “belleza insolente” en una extraordinaria sesión de fotos para la revista OPEN.

Bárbara Mori revista OPEN

Dejar de comparar a Bárbara Mori con la internacional Megan Fox hace algún tiempo era imposible. Sin embargo Bárbara Mori ha definido un estilo único de belleza (algo totalmente inminente a su naturaleza) y de actitud hacia su profesión, y en esta sesión de fotos para la revista OPEN en su edición de abril del 2012 queda en total manifiesto. Bárbara Mori es una “belleza insolente“. A nosotros nos encantó volver a saber de esta bella mujer.

En el pensamiento colectivo existen tres Bárbara Mori distintas. La primera es la mujer que todos desean: la de una belleza imposible de creer y de tener. La segunda es la de aquella persona cariñosa que no se ahorra palabras en Twitter para describir el amor que tiene por su hijo y el afecto hacia su familia y amigos. La tercera, y menos importante, es la imagen de actriz arrogante que el público ha construido con facilidad, en gran parte porque se creyeron ciegamente el papel que ella desempeñó a inicios de su carrera, la irritable Mónica San Millán en Mirada de Mujer.

Sabiamente, Mori dejó de luchar contra esos comentarios; lo esencial en su vida ha sido seguir sus corazonadas, y la primera de ellas fue zafarse de la chocante categoría de ‘actriz de telenovela’. Definitivamente sí quiso derribar esa imagen y, casi sin pensarlo, ya lleva más de un lustro alejada por completo de los dramas telenovelescos.

A sus 34 años de edad, sus intereses abarcan más que sólo amasar dinero gracias al atributo de ser una cara bonita. En 2011 debutó como productora de cine con el filme Viento en Contra, que también protagoniza y en el que comparte créditos con su hijo Sergio, de 14 años. Ella asegura que su espiritu es libre y constantemente la orienta a pensar que nada es suficiente. Esto la empuja a trabajar para crecer y, sobre cualquier otra cosa, satisfacer sus gustos personales. Bárbara hizo estudios en Los Angeles en dirección cinematográfica y entiende mejor la actuación a partir de entonces.

Si la gente habla mal de ella, no es una demanda que le ocupe mucha energía; al final, además de inteligencia y belleza, una diva también necesita llevar consigo una dosis de insolencia.

BÁRBARA, ¿ERES UNA MUJER ARROGANTE? No, algunos piensan eso de mi. Pero nunca le he hecho nada a nadie, con los años he aprendido a valorar lo que soy, lo que tengo. No soy arrogante, quizás mucha gente tiene esa visión por el personaje que me dio cierta fama, por eso quien no me conoce puede pensar que soy así, a todos nos gusta juzgar sin saber.

¿ÉSTAS SON TUS FOTOS MÁS EXCÉNTRICAS? Nunca había hecho algo así. Desde que Ricardo y yo lo hablamos me pareció increíble modelar su ropa, era la primera vez que usaba prendas de hombre para unas fotos así. Es algo muy distinto a lo que normalmente hago.

¿ES TU ESENCIA SER ARRIESGADA? No sé si es mi esencia, pero sí lo soy.

POCAS ACTRICES ESTUDIAN DIRECCIÓN DE CINE. ¿QUÉ BUSCABAS CON ESA DECISIÓN? Nunca me quedo quieta, soy muy curiosa y me aburro muy fácilmente de las cosas. Me dio mucha curiosidad, porque escribí un corto hace muchos años, pensé en algún día dirigirlo y me metí a estudiar para saber cómo hacerlo. Además me sirvió como actriz, entiendo mejor lo que pide un director.

¿POR QUÉ NO HICISTE MÁS TELENOVELAS? ¿TE ABURRIERON? Sí, totalmente; después de hacer los mismos personajes durante 10 años, te aburres. Muchos siguen ese camino, pero no era el mío.

¿NO TE IMPORTA QUE DIGAN SI ERES GUAPA O NO? No digo que no me importe; tengo una carrera, soy actriz y claro que me importan los fans, ellos siguen mi carrera. Decir que no me interesa cómo me ven y qué piensan de mí es una grosería hacia ellos. Lo que evito es basar mi felicidad y mi tranquilidad en lo que piensen los demás.

Imágenes e información: Revista OPEN.

Revista OPEN

Artículos Relacionados

Formulario de comentarios

Send this to friend