Aterrizaje en tres puntos, ¿por qué los superhéroes caen así?

De verdad, si tuvieras un amigo superhéroe y fueran a algún lado en autobús, invariablemente descendería con esta pose. También haría exactamente lo mismo si tuviera que saltar un charco en el camino, o si tropezara. No importa la situación, cualquier superhéroe que se precie de serlo debe caer apoyado en tres puntos. Te lo advertimos, si no eres superhéroe, no vas a provocar otra cosa que pena ajena.

Scarlett-Johansson-viuda-negra

El estilo bad-ass-mother-fucka del aterrizaje en tres puntos se logra apoyando, al mismo tiempo, la mano, la rodilla y el pie (con pequeñas variaciones, a veces la pierna flexionada en lugar de la rodilla). Eso sí, la otra mano siempre debe apuntar hacia atrás. Y la mirada hacia el frente o en el suelo.

Justo así:

Anda ve a intentarlo, aquí te esperamos. Sube al armario y salta desde allí.

Si después del aterrizaje no dejaste escapar ningún gemidito o lágrima – ni caíste de lado lentamente, cual árbol recién talado – el efecto que se logra es mucho más pronunciado.

La pose es tan cliché en las películas que algunos han empezado a llamarla el nuevo grito Wilhelm, que desde hace años se utiliza en escenas de acción con víctimas. En segundo lugar estaría esa escena clásica del superhéroe caminando lentamente hacia la cámara con un verdadero apocalipsis sucediendo en el fondo.

El aterrizaje en tres puntos (un nombre que también se utiliza como referencia para los aterrizajes perfectos en la aviación) se inspiró en las artes marciales (primero llegó a los cómics y después a los dibujos animados), pero se adoptó no por la eficiencia en la absorción del impacto sino por el efecto escénico que se logra.

Según las personas que saben cómo caer en la vida real (léase dobles, paracaidistas y luchadores) el aterrizaje en tres puntos solo se traduce en tres lesiones, ya que es completamente inapropiado para absorber el impacto de una caída, una maniobra que normalmente debería ejecutarse con algún tipo de rodamiento.

Pero… como las volteretas son algo que usa un niño o cualquier payaso – y no levantan tanto polvo – la industria del cine opta por que sus personajes sigan aterrizando de esa forma tan vistosa. Y tenemos que admitirlo, es la forma más genial de hacerlo, y pueden seguir haciéndolo que a la gente siempre le gustará. Yo, por ejemplo, cuando salgo de la cama lo hago así. Y, acto seguido, salto a la computadora.

Hacer comentario

18 Reacciones