Amada Mía – Falsalarma

Letra de canción Amada Mía de Falsalarma

¡Eh! ¿Estás despierta? Yo
tampoco puedo conciliar el sueño,
así paso la noche más en vela.
Aunque hoy seas diferente a cualquiera, no me
siento sólo con tu compañía.
Todavía sigues estando a mi lado como
siempre, amada mía.

Después de una intensa búsqueda la
cual duró años, dejé de
humedecer mis manos cuando la conocí en el
trabajo .Ella desahució mi desamor con su
encanto, me relajó, así me
encantó de un increíble amor
abstracto.

Como poemas de Juan Ramón,
aquella mañana vi diferente el Sol: iba
andando y me acompañó a mi son, por
cada paso que daba de gloria sentía
más calor. Sé que notó algo
diferente en mi corazón. Y es que
sentí el confort de haber encontrado al fin
la persona adecuada: mi amada.

Ni la muerte nos
separará, no. Hay demasiado amor entre
tú y yo, dos destinos que decidió
Dios, entre tantos suicidios por ambos
cuidó. Como yo de ti, por cada día
que pasa, los años no pasan ni
pasarán. El tiempo paras de forma sagaz.
Estar contigo me halaga, adoro ver como acabas
durmiéndote en el escritorio cada
día por la mañana.

De ilusión se empapa la habitación por continuarla,
otro día más a su lado, mamá.
El orgullo invade mi alma. Duerme tranquila en la
cama. Quiero pasar mis vidas contigo tal como hice
en las pasadas. Siempre fuiste tú y
jamás habrá quién te
sustituya. Yo quiero ayudarte pero ahora necesito
de tu ayuda: podríamos cambiar un mundo sin
dudar, sólo con ayudar, sin usurpar, siendo
humilde y no vulgar. Estamos hechos el uno para el
otro como ángel y ángela, amores que
el destino aparea sin marear, de Dios es tarea y
nunca al azar en esta área.

No sé si vine a ser real en esta aldea tengo mis planes,
ideas. Gracias a ella, mi musa, en sus ojos veo
que tengo que ayudar, iluminar el umbral de los
que se frustran, estaba escrito. De ella quieren
abusar, intenta refugiarse entre mis plumas, quiso
emigrar, descubrir otros paisajes, caminos de
otros hombres no son siempre lares. Tan
sólo quiero que estés conmigo y que
de mí nunca te apartes, sólo quiero
que me ames, como yo siempre te amaré,
siempre tuyo: tu ángel.

Est. (2veces): Amada mía, piensa en
mí en las noches frías, yo te puedo
aliviar de los demás y sus desdichas. Mi
corazón avivas y, aunque hoy sean cenizas,
sé que siempre estás presente en mi
recuerdo, amada mía.

¡Ay mi amada! Cuántos buenos y malos
momentos pasamos bajo un mismo techo,
cuántos recuerdos, sí,
cuántas caricias, cuántas muestras
de afecto que quizás ni las recuerdas. Pero
pienso que tú fuiste la mejor entre tantas
aunque nos conocimos de aquella forma
espontánea. Sin comerlo ni beberlo me
encontré entre tu magia y encanto y me
encantó, sin duda alguna esta me
incautó.

Pasé noches enteras
pensando en ti, sin poder dormir, sólo para
poderte sentir y seguir nuestra relación
hasta que toque a su fin .El terminar con una y
comenzar con otra es fundamental para mí.
Sabes que nunca me avergonzaré de ti. Amada
mía, fuiste mi guía mientras yo te
seguía. Apareciste en un momento inesperado
pero aún a día de hoy estas formando
parte de mi vida. Llenaste todo espacio
vacío que tenía mi alma, me hiciste
sentir la felicidad y me llenaste de calma.

Tu
compañía echo a faltar cuando
despierto la mañana y tú, amada
mía, no estás al lado de mi cama. Mi
corazón se escama y sobre esta
sábana te extraña pero yo sé
que te amaba y te ama mi amada. Y a fin de
cuentas, tras vueltas y vueltas, sé que
hablar sinceramente casi siempre es lo que cuenta.
Y rehice mi vida decenas de veces, sentí
cariño por otras mientras te desvaneces. Y,
aunque no te sienta intensamente, nunca
podré evitar que este latente
corazón te recuerde.

Cierto también
que todas fueron especiales, que sentí por
ellas más que por el resto de mortales.
Tuve en varios lugares, diferentes lares pero
tú, amada mía, sólo tú
aliviaste mis males. Eres mi mayor
inspiración en ratos libres incluso, a
veces, me pregunto: “¿A quién
le escribes?” al ver que le dedico a mis
amadas todo el tiempo, y que en esos momentos…

¿Qué más me da por donde
venga el viento? Voy por ciudades hoy contando
nuestra historia porque, aunque no lo creas,
siempre estás en mi memoria. Y no se me
olvidará ningún detalle como que un
cinco de Noviembre yo te conocí en un
váter. La cuestión, es que siempre
seguirás siendo mi amada y, pase lo que
pase, esta vida ya fue marcada. Y desnudo dejo el
sentimiento en este pasaje y dedico un homenaje a
letras que a este mundo traje.

Est. (2veces): Amada mía, piensa en
mí en las noches frías, yo te puedo
aliviar de los demás y sus desdichas. Mi
corazón avivas y, aunque hoy sean cenizas,
sé que siempre estás presente en mi
recuerdo, amada mía.

Amada mía, amada mía, amada
mía…

Entretenimiento, Musica, Videos

Artículos Relacionados

  • repertorio Nov 9, 2010

    Muy buena rola, esto es Rap ;D

Formulario de comentarios

Send this to friend