8 Justicieros de la vida real

Un justiciero es aquel que toma la justicia en sus propias manos y trata de aplicarla a través de vías poco ortodoxas. Los justicieros normalmente surgen en las sociedades cuando el órgano encargado de aplicar la justicia, o sea la policía u otras autoridades gubernamentales, es percibido como incapaz de prevenir la delincuencia y la maldad.

Justicia Propia

Como tal, el vigilantismo emerge desde un sentido auténtico de la justicia que busca hacer lo correcto; aunque muchas veces sus actos terminan por indicar otras cosas, tal y como lo veremos en las siguientes historias de justicieros en la vida real.

1. Comité de Vigilancia de San Francisco

Comité de Vigilancia de San Francisco

Uno de los primeros casos documentados de vigilantismo fue el Comité de Vigilancia de San Francisco, que surgió en la década de 1850 como una forma de combatir la delincuencia y corrupción del gobierno en turno. Hicieron su primera aparición en el año de 1851, cuando un total de 700 integrantes firmaron una declaración para hacer valer la justicia.

El grupo llegó a ejecutar a cuatro hombres por delitos como el asesinato y el robo, deportó a 14 personas a Australia, expulsó a otras 14 del estado de California y entregó a 15 criminales a las autoridades. El Comité surgió nuevamente en 1856, esta vez con una membresía que alcanzaba los 6,000 integrantes. Nuevamente, ejecutaron a cuatro individuos y se hicieron del poder político a través del People’s Party, una rama del Comité, que se mantuvo en el gobierno durante 11 largos años.

 

2. The Bald Knobbers

El grupo Bald Knobbers no compartía tanto éxito como sus homólogos de San Francisco. Establecido en la década de 1880 en Missouri por Nat Kinney, los Bald Knobbers inicialmente tenían como objetivo sofocar el estallido de violencia que provocaban las pandillas de la región, lo que llevó a más de 30 asesinatos en menos de 20 años sin una sola persona condenada por estos delitos.

 Bald Knobbers

Cientos de pueblerinos se agruparon y expulsaron a las pandillas en disputa, aunque era una comunidad de apenas 7,000 habitantes, encontraron los números suficientes para lograr que los pandilleros corrieran sin mirar atrás. Un movimiento anti Bald Knobbers fue establecido después de varios años de peleas internas, Kinney fue asesinado y el grupo se disolvió. Cabe destacar que el asesino fue exonerado del delito, la autoridad consideró que se trató de defensa propia.

 

3. The Lavender Panthers

El Reverendo Ray Bros­hears, un activista homosexual, fue un crítico a voz alta de las acciones de la policía en San Francisco. Cuando una asociación de policías lo demandó por difamación, respondió imprimiendo cantidad de carteles falsos de “Se Busca”. Bros­hears dio inicio a una serie de almuerzos semanales dirigidos a personas de la tercera edad en conjunto con una organización homosexual.

Ray Bros­hears Lavender Panthers

Otra ven en San Francisco, California, los Lavender Panthers surgieron hacía 1973 para hacer frente a la agresividad y abuso contra la comunidad gay ante la negativa de las autoridades para actuar. Su fundador, el Reverendo Ray Bros­hears, un evangelista pentecostés y autoproclamado homosexual, se encargó de organizar el grupo después de haber sido brutalmente golpeado por una banda de jóvenes fuera de su misión gay. Sus fines eran, según sus propias palabras, “infundir miedo en los corazones de todos los jóvenes punks que estuvieran golpeando maricas”. Los Panthers se hicieron famosos por aparecer de la nada y golpear a sus víctimas, aparentemente sin sentido, con cadenas y palos, pero sin portar armas de fuego. Debido a esta abstención hacía las armas de fuego, la policía se hizo de la vista gorda con sus actividades.

 

4. Ciudad Sin Drogas.

Ciudad Sin Drogas originalmente nació como un grupo de vigilantes en la ciudad rusa de Yekaterinburg, para luchar contra el creciente problema de tráfico de heroína en la década de los 90s. Los rumores decían que el grupo estaba vinculado al sindicato de la mafia y crimen llamado Uralmash y comenzaron su campaña de ataque contra los distribuidores en las calles, dejándolos ensangrentados y golpeados.

justicieros

También secuestraron a los adictos y los obligaron a pasar fríos extremos esposados a radiadores o literas. En esos días, la organización se encontraba en una especie de estado legítimo, aunque sus miembros reconocían abiertamente que estaban “al filo de la ley”. Aunque no utilizaron más las esposas, seguían encerrando gente – a veces a petición de los propios familiares. Aunque técnicamente era ilegal, el plan atrajo los elogios de gran parte de los ciudadanos y algunas celebridades rusas.

 

5. Sombra Negra.

El misterioso y terrorífico grupo de vigilantes conocido como Sombra Negra apareció por primera vez en el año de 1989 en la región de San Miguel en El Salvador como una forma de combatir el creciente problema de la delincuencia de pandillas. Sus objetivos principales eran los miembros destacados de la banda MS-13 fácilmente identificables por sus ostentosos tatuajes sobre sus caras y cuerpos.

En 1995, uno de los miembros de Sombra Negra, apodado El Payaso Demonio, se adjudicó la responsabilidad por cinco muertes de un total de 17 asesinatos cometidos por el grupo. Muy poco se sabe sobre los vigilantes de Sombra Negra, aunque a últimas fechas ha habido rumores de que sus motivos políticos originales los han vuelto a movilizar.

 

6. Escuadrones de la Muerte de Davao.

Los Davao Death Squads (DDS por sus siglas en inglés) son un grupo de justicieros en la Ciudad de Davao en Filipinas que secuestran y ejecutan a criminales y narcotraficantes. De acuerdo con Amnistía Internacional, el grupo es responsable por más de 300 muertes desde su fundación en 1998.

Davao Death Squads

Pese a su actividad como vigilantes, el alcalde de Davao ha sido criticado por apoyar implícitamente al grupo, aunque durante su mandato (y del DDS) se ha observado un repunte significativo en las finanzas de la ciudad. En el pasado Davao había sido nombrada la capital del asesinato en las Filipinas, pero supuestamente, en la actualidad es “la ciudad más tranquila del sudeste asiático”, según las agencias de turismo. La revista Time le ha colgado el mote de “The Punisher” al alcalde por su controversial, pero eficaz, enfoque de aplicación de la ley.

 

7. Jonathan “Jack” Idema

 “Jack” Idema

Después de los ataques terroristas del 9/11, un ex oficial de las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos se dirigió hacia Afganistán con el aparente propósito de realizar acciones humanitarias. En realidad, fue al lugar para tratar de capturar a los terroristas. En 2004, entregó a uno de esos hombres a las fuerzas estadounidenses, alegando que formaba parte de los talibanes. El hombre fue puesto en libertad poco después. Ese mismo año, Idema fue detenido junto con sus colaboradores y se descubrió que habían construido un campo de detención ilegal, donde retenían y torturaban a ocho hombres afganos.

Se le condenó a cumplir 10 años de prisión en Afganistán, pero fue liberado tras cumplir únicamente tres. Al principio se negó a salir de prisión, y alegaba que estaba actuando en nombre del gobierno de los Estados Unidos, versión que las autoridades estadounidenses negaron con toda vehemencia. Murió de SIDA en 2012 en México.

 

8. Phoenix Jones

En 2011, Phoenix Jones (cuyo nombre real es Benjamin Fodor) inició el Rain City Superhero Movement en la ciudad de Seattle, Washington, quizás inspirado por la película Kick Ass, que se estrenó un año antes. Jones, un novato en artes marciales mixtas, ideó su personaje después de presenciar varios actos criminales contra él mismo y sus amigos y por su decepción con la policía y la reacción pública.

 Phoenix Jones

Él y su banda patrullan las calles en busca de riñas que disolver, y como una forma de prevenir la delincuencia, a veces recurriendo al uso de gas pimienta. De hecho, la utilización de este aerosol de defensa durante un altercado lo llevó a ser detenido en 2011, aunque no fue formalmente acusado, él se comprometió a seguir con su labor de superhéroe vigilante.

Historia

Artículos Relacionados

  • Kaiser Diavolo Abr 16, 2014

    faltaron las autodefensas en Michoacan

    • draxdrilox Abr 16, 2014

      Esos weyes nomas buscan CHINGAR a quien sea, incluidos civiles e INOCENTES

  • Fernando Roman Abr 16, 2014

    Es dificil hacer justicia sin violentar la ley

  • ivanmac Abr 16, 2014

    Yo creo que de esa lista si hacen falta las autodefensas de Michoacan que le hicieron el trabajo facil a peña para sacar a los caballeros templarios de aquel estado que ya vivia un terrorismo violento desde hace ya varios años en sus calles y claro gracias a presidentes ineptos que se encargaron de violentar al pais con sus fallidas estrategias vs el narco

    • draxdrilox Abr 16, 2014

      Ya deja de ver tanta TV, te tiene el cerebro lavadisimo

  • D'FLASH Ene 21, 2015

    Los justicieros somos necesarios aunque el mundo no sepa de nuestra existencia..
    El mundo nos necesita pero no hacemos nada con asesinar personas y esto tiene que cambiar,las personas nos conoceran… y nosotros seremos quienes acabemos con la delincuencia y se luchara por una verdad y por una justicia justa

Formulario de comentarios

Send this to friend