6 enfermedades horribles transmitidas por agua y alimentos

Seguramente ya has experimentado una intoxicación alimentaria, un virus y hasta una infección parasitaria a lo largo de tu vida. A pesar de que causan un malestar debilitante, vómito y mucha diarrea, gran parte de estas enfermedades se van rápidamente con reposo, una dieta ligera e hidratación abundante.

bacteria

Sin embargo, existen algunos parásitos y bacterias patógenas que pueden causar daños “catastróficos” en nuestro organismo. Y algo común entre todos ellos es que son transmitidos por beber agua o consumir alimentos contaminados. Por esa razón es tan importante tener un cuidado máximo a la hora de elegir lo que vamos a comer o beber. Y si ya eras cuidadoso respecto a esta materia, la siguiente información quizá te sirva para reforzar esa “paranoia”, que entre tanto puede ser muy beneficiosa para tu salud. Dale un vistazo.

1. Amibiasis

Amibiasis

La amebiasis o amibiasis tiene mucho parecido con la “diarrea del viajero” (una bacteria bastante común entre los turistas que visitan países como India e Indonesia). Sin embargo, la amebiasis es mucho peor. De la misma forma que con la diarrea, se adquiere amebiasis cuando se come o bebe algo contaminado con materia fecal.

Esta enfermedad es provocada por una ameba llamada E. histolytica, que ingresa al tracto digestivo en forma de un huevo diminuto. A su paso por el ambiente ácido del estómago induce su transformación, ya en el intestino, a una forma amebiana que rápidamente se divide en ocho trofozoítos, también amebianos. En este punto, estos atacan la membrana mucosa que recubre al órgano y pueden llegar a “cavar” en la pared intestinal, donde secretan enzimas que rompen las proteínas del tejido.

Una vez que la pared intestinal está lo suficientemente disuelta, las amebas se alimentan del moco resultante y comienzan su reproducción, esparciendo la enfermedad cada vez más. La enfermedad puede ser muy leve o extremadamente dolorosa cuando el cuadro se complica, siendo responsable cada año por unas 100,000 muertes en todo el mundo. La enfermedad se trata con antibióticos.

 

2. Ciguatera

pescado

La ciguatera es una forma de intoxicación alimentaria causada por el consumo de peces que han bioacumulado ciguatoxina. Esta sustancia es producida por una especie de dinoflagelado que habita en las macroalgas y el detritus marino, mismo que sirve como alimento para otros seres marinos como lo peces.

Luego de la ingesta de pescado contaminado, la toxina comienza a surtir efecto pasadas las dos horas, indicando con náuseas y cólicos moderados. En ocasiones, la intoxicación se queda ahí y la persona se recupera rápidamente. Sin embargo, si el cuerpo contaminado es más susceptible, la toxina puede pasar al sistema nervioso, causando mareos, hormigueo y falta de aliento.

Un cuadro de taquicardia también puede presentarse, además de la insuficiencia general de los procesos neurológicos. Uno de los ejemplos más extraños de los síntomas que causa esta enfermedad es una reversión en la percepción del calor y frío. Lo frio se siente como si estuviera quemando y viceversa.

 

3. Criptosporidiosis

Criptosporidiosis

La criptosporidiosis es una infección parasitaria generalmente transmitida por agua contaminada y alimentos no higienizados correctamente. Dicho padecimiento es causado por el filo Apicomplexa, genero Cryptosporidium, y se aloja en el sistema digestivo. Los protozoarios ingresan al cuerpo como quistes microscópicos que después eclosionan en los intestinos.

Una vez allí se instalan entre las vellosidades – que son como un “bosque” de pequeños tentáculos, semejantes a dedos, que recubre el interior del intestino y absorben los nutrientes de los alimentos. A partir de esta “instalación”, los protozoos comienzan a corroer este tejido, que terminan por dejarlo “liso”, causando una grave diarrea y la perdida de enzimas digestivas.

En las personas con inmunidad hacia la enfermedad pueden presentarse efectos leves, que se manifiestan como una gastroenteritis con vómitos y diarrea, y la cura viene de forma espontánea. El problema surge cuando la enfermedad ataca a las personas con baja inmunidad, como los portadores del virus del SIDA. En estas personas, la infección es mucho más violenta y puede llevarlos a la muerte.

 

4. Salmonela

Salmonela

¿Quién nunca se atragantó con una mayonesa sospechosa y luego se quedó con el miedo de adquirir una hermosa intoxicación por salmonela? Esta es una de las bacterias patógenas más conocidas del mundo, siendo frecuente entre alimentos mal cocidos o huevos crudos. Generalmente afecta el sistema digestivo, causando dolor, vómitos y diarrea, síntomas que duran un par de días, y que después se van de forma espontánea con el tratamiento adecuado.

Uno de los problemas más graves con esta bacteria es cuando decide dar un paseo por el cuerpo de su víctima, abandonando el sistema digestivo y migrando a la médula ósea y los huesos, causando osteomielitis. Generalmente, las bacterias se dirigen hacia los huesos de las piernas, que poseen un buen suministro de sangre.

Una vez alojadas en los huesos, una ola de glóbulos blancos se presenta para expulsar la amenaza y comienza a liberar enzimas que rompen las células, transformándolas en fluido. El resultado son gruesas bolsas de pus en donde antes había hueso. Resultado de este efecto, la salmonela es incapaz de sobrevivir en el medio y muere, no sin antes dejar un profundo rastro de su presencia.

 

5. Criptococosis

Criptococosis

Si necesitas de una buena razón para lavar las frutas y verduras antes de consumirlas, aquí tienes una muy poderosa. El Cryptococcus neoformans es un hongo encontrado en la tierra de todo el mundo, pero también es conocido por estar presente en el excremento de paloma. El hongo ingresa al cuerpo a través del sistema respiratorio, enviando una nube de basidiosporas hacia las vías respiratorias y los pulmones. La enfermedad inicia manifestándose con una tos seca, seguida de fiebre y dolores de cabeza intensos. El hongo se esparce y libera toxinas en el torrente sanguíneo.

Transcurrido un tiempo, el hongo migra hacia el sistema nervioso central, creando levaduras a lo largo de la médula espinal que tejen su camino hasta el tronco cerebral. Allí, el hongo se propaga a lo largo de las meninges, la fina capa de tejido que envuelve al cerebro. Por tanto, la infección altera los procesos neurológicos, provocando alucinaciones, fotofobia, náuseas y encefalitis.

 

6. Triquinosis

Triquinosis

Causada por el parásito nematodo Trichinella, que habita con mayor frecuencia en los cerdos, la enfermedad se transmite por carne cruda o mal cocida. Luego de alojarse en los intestinos, las larvas de este parásito entran en el torrente sanguíneo y empiezan a instalarse en las células musculares estriadas, como las encontradas en la musculatura de la lengua humana, donde forman colonias, muchas colonias. También invaden el corazón, el diafragma y pueden llegar a afectar el cerebro.

Medicina
  • Kaiser Diavolo Ene 24, 2014

    y el chorrillo ? jajaja

  • DIEGO Ene 24, 2014

    Que malestar el solo pensar enfermarce a causa de estos parasitos…..por eso nunca ahi que andar comiendo en la calle mejor lavar la comida……busques fotos de estas inga…ras en internet y sabran lo que les digo

  • burro Ene 25, 2014

    todo el tiempi estamos expuestos a patasitos, bacterias, protozoos etc, microorganismos imfecciosos que a diario comemos por muy bien que lavemos la comida, cuando alguien se enferma es debido a que sus defenzas estan bajas y no destruyeron el m.o. patogeno, no asusten a la gente…
    estudie bioquimica de los alimentos, microbiologia, soy tecnico en alimentis y chef profecional

Formulario de comentarios

Send this to friend