6 curiosidades sobre las ciencias forenses

El nombre forense proviene de un adjetivo en latín que significa “en relación al foro judicial”, es decir, aquel que ayuda a los tribunales a cumplir su difícil misión de impartir justica. La popularidad del científico forense vino a flote gracias a las series de TV, como CSI, pero esta es una ciencia que está vigente desde el siglo XIII. Conoce este y otros datos fascinantes sobre la ciencia forense a continuación.

escena del crimen

La ciencia forense consiste en colectar evidencias que comprueban la fecha y hora de la muerte, así como el arma del crimen y todos los detalles de cómo sucedió el hecho. Esta ciencia, sin embargo, es bastante compleja. Se compone por varias áreas que recolectan las evidencias en el lugar del crimen y principalmente en el cuerpo de la víctima, independientemente de su estado de descomposición.

En el siguiente esquema se presentan las áreas que conforman una investigación criminal:

ciencias forenses

Ahora, te presentamos seis curiosidades sobre la investigación criminal forense.

 

6. Perito criminal del siglo XIII.

huella digital o dactilar

El primer libro sobre ciencia forense se escribió en el siglo XIII, por un juez chino llamado Song Ci. El “Collected Cases of Injustice Rectified”, que en español sería algo así como “Colección de Casos de Injusticias Rectificadas”, trata de una serie de reglas para que los médicos legistas no cometan errores o corrompan sus conclusiones. También conocida como “Un Lavado de Errores”, la obra se divide en 53 capítulos y 5 volúmenes. En ella, Song Ci explica cómo hacer una autopsia de manera correcta y relata, por ejemplo, la diferencia entre la muerte por ahogamiento y estrangulación. Todo basado en un amplio estudio y observaciones: los casos reales de la villa en que habitaba fueron empleados para explicar sus técnicas. Este sigue siendo el primer libro conocido con información sobre la entomología forense (en el siguiente punto abordamos este concepto).

 

5. Insectos que resuelven casos.

Como hemos dicho, Song Ci fue la primera persona en el mundo en documentar el uso de la entomología forense, es decir, el uso de los insectos y otros artrópodos en investigaciones criminales. Esta aplicación de la biología en la resolución de crímenes estudia la sucesión de insectos necrófagos que atacan al cadáver. Esencialmente, los insectos que se encuentran en el cuerpo ayudan a identificar el lugar y el tiempo de la muerte.

mosca

Moscas, escarabajos y ácaros son algunos de los animales más importantes para esta área de investigación. Pero los cerdos también resultan de ayuda a los investigadores. No, no atacan a los cadáveres en el lugar del crimen. Sino que los científicos acostumbran a usarlos como conejillos de indias, ya que comen diversidad de alimentos, tienen poco pelo y una piel parecida a la humana. Al estudiar los cadáveres de los pobres cerdos, logran descubrir los ciclos de vida de diferentes insectos que comen cadáveres en todas las regiones del mundo.

 

4. El poder del ADN.

La genética forense o el estudio del ADN para ayudar en la resolución de casos criminales. La etapa moderna de esta ciencia proviene de las investigaciones de un médico llamado Alec Jeffreys, de la Universidad de Leicester, en Inglaterra. En el año de 1984, creó un medio para identificar a las personas a través de fragmentos de material genético. Incluso, sería él mismo quien diera nombre a las características únicas del ADN de una persona como “identificación del ADN”. Con estos descubrimientos, una astilla de una uña o un solo cabello que el criminal hubiera dejado en el lugar del crimen, puede influir en su condena. Al mismo tiempo, también es posible absolver a los acusados que están injustamente en prisión.

cadena adn

Por su puesto que, con el tiempo, las técnicas se fueron mejorando cada vez más: en nuestros días, es posible identificar el ADN de una persona con muestras más pequeñas, tales como las colillas de los cigarrillos y servilletas usadas. Sin embargo, esta técnica del ADN sólo funciona como comparación, y una muestra sin sospechoso no resulta de mucho valor. Por eso, países como Inglaterra y Estados Unidos poseen registros de códigos genéticos de todas las personas que han sido acusadas de algún delito.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. En 2009, por ejemplo, la policía alemana descubrió que una sospechosa, a la que habían perseguido durante 16 años debido a varios asesinatos era, en realidad, una mujer que trabajaba en la fábrica de los hisopos de algodón usados en la investigación. Es decir, no tenía nada que ver con ningún crimen, excepto en el descuido de la fábrica al contaminar el material que producía.

 

3. Granjas de cuerpos.

Actualmente, cinco universidades de los Estados Unidos cuentan con un centro de investigación nada convencional: se trata de las “granjas de cuerpos”, lugares en que los científicos estudian cadáveres y los efectos que el tiempo y la naturaleza tiene sobre los cuerpos. Pese a que suene mórbido, este tipo de investigación ayuda a determinar el tiempo de muerte la víctima y, en consecuencia, en la resolución de casos antiguos.

cientifico

El Laboratorio Nacional Oak Ridge, de la Universidad de Tennessee, fue responsable de la creación de la “granja de cuerpos” original, en 1981. Reciben un promedio de 100 cuerpos donados durante todo el año. Los cadáveres se colocan en diferentes condiciones, como en la cajuela de un auto, en un suelo de tierra, etc. Y son dejados allí para su descomposición, de forma que los científicos puedan analizar lo que sucede con el cuerpo humano en diversos ambientes. Los investigadores ya descubrieron, por ejemplo, la concentración de cinco ácidos liberados por la descomposición de músculos y grasa, compuestos inorgánicos que escurren de los huesos hacía el suelo, entre otras cosas. Este tipo de información es importante porque, según los científicos, se repite de forma previsible con todos los seres humanos.

 

2. Perros forenses.

perro

El maravilloso olfato canino resulta de mucha ayuda para la ciencia forense. Además de detectar drogas, los perros entrenados pueden identificar cuerpos en descomposición, incluso substancias como el queroseno y la gasolina, aun en cantidades pequeñas. El olfato es un arma tan poderosa que una tecnológica para la detección de olores ya ha sido desarrollada, capaz de detectar residuos menores a 1 nanogramo de olor de descomposición, además de explosivos. Tal tecnología, sin embargo, no ha hecho que los perros se retiren. Los perros siguen siendo, por ejemplo, la mejor forma de seguir un rastro hasta el origen, mientras que los dispositivos son útiles para identificar el tipo de material encontrado. Además, la tecnología es necesaria en situaciones en que los perros no están disponibles, como en los campos de batalla.

 

1. Autopsias no quirúrgicas.

En la mayoría de los casos las autopsias tienen lugar para determinar la causa de muerte de una persona, pero el procedimiento puede ser bastante traumático para los familiares. Además, existen algunas culturas y religiones que se oponen a este tipo de práctica. Gracias a la tecnología, esto puede tener una solución: salen los bisturís y entran los escáneres. La tecnología capaz de hacer una autopsia digital está en investigación desde hace más de una década. En 2012, fue abierto el primer centro, en Malasia, y otro fue inaugurado a finales del 2013, esta vez en Inglaterra.

Mediante la inyección de un medio contrastante en el cuerpo y una tomografía computarizada completa, es posible mapear todos los órganos, venas y huesos en 3D. Empleando un bisturí virtual, los médicos forenses pueden rotar la imagen, cortar partes del cuerpo y visualizar el interior de los órganos. La autopsia digital no es indicada en cerca de 25% de los casos, como cuando la causa de muerte es el envenenamiento, por ejemplo. Si la familia del muerto quisiera usar la tecnología, en lugar del método tradicional, se requiere un pago de 500 libras. Sin embargo, si el médico forense indica la autopsia digital debido a un crimen, no requiere un costo por parte de la familia de la víctima.

Ciencia

Artículos Relacionados

  • JohanDlp Sep 19, 2014

    Interesante…

  • Omar Sep 19, 2014

    Me volo la mente lo de el CSI chino del siglo XIII. Viendo “j Edgar” pareceria que la ciencia forense nacio en el siglo XX pero resultaba que aquellos ya tenian todo muy bien ubicado. Resulta dificil de entender como fue que los chinos no se adueñaron del mundo, quiza solo fue por falta de interes.

    • Vladi Sep 20, 2014

      jajajajajajajajajajajajajajaj aun que no lo creas ya son los dueños del mundo xD investiga cual es la deuda que tiene USA con ellos, se supone que los gringos son los dueños pero ahora le deben BILLONES a los chinos

Formulario de comentarios

Send this to friend