6 consejos para tener hábitos saludables de sueño

¿Sabes lo que sucede con tu cerebro cuando duermes 6 horas (o menos)? Bueno, lo que sucede fuera del órgano quizá lo sepas de sobra: te vuelves un completo desastre, un zombi, un ente que anda en piloto automático.

horas dormir

Pero además de eso, dormir poco aumenta tus probabilidades de padecer enfermedades cardiacas y de ser obeso.

Y un estudio demostró que los voluntarios que durmieron 6 horas por noche durante 14 días seguidos vieron sus funciones cognitivas tan perjudicadas que se equiparaban a las de alguien que tiene el 0.1% de alcohol en la sangre. Es decir, el equivalente a estar borracho.

El video a continuación es una explicación muy didáctica sobre los efectos negativos de dormir poco a mediano y largo plazo:

Dormir bien mejora tu humor, productividad, la capacidad de aprender y concentrarte, y más alarmante aún, tu capacidad de ser feliz. Quien duerme poco o mal puede tener que enfrentar las consecuencias en la salud y en lo cotidiano, pero también quien duerme en exceso no pasará el día de la mejor manera. Si vienes de un largo ciclo de días o semanas durmiendo mal, tenemos algunos consejos que te ayudaran a desechar ese hábito para recomenzar a dormir bien. Dale un vistazo:

 

1. Mantén un diario de sueño

Implica un esfuerzo extra, pero si estás durmiendo mal desde hace días, vale la pena intentarlo: mantén un diario de tu sueño, que registre tu humor y hábitos antes de dormir, la calidad de sueño y el nivel de descanso y productividad al despertar. Identificarás fácilmente patrones y desencadenantes para cuando duermes bien o mal. El tiempo recomendado de sueño es de 7 a 8 horas.

2. Hazlo un ritual

No uses la cama ni la habitación para otra cosa que no sea el dormir. Haz de tu habitación un santuario de descanso y practica un ritual al dormir: desconecta los aparatos electrónicos, ponte un pijama cómodo y apropiado para la temperatura de la ocasión, acuéstate y levántate más o menos en el mismo horario todos los días.

3. Si es necesario, duerme menos para dormir más

Este consejo es más drástico, pero quizá sea mejor dormir peor en un día – es decir, privarte del sueño forzosamente – para cansar el cuerpo y hacerlo dormir mejor al día siguiente.

4. Si tomas siestas, hazlo como se debe

Si duermes mal, huye de las siestas hacia el final de la tarde y de las que duren más de 30 minutos.

5. Vacía tu cabeza.

Mira la ironía: hay personas que no pueden dormir porqué están dando vueltas en la cama, preocupados por lo que sucederá si no duermen. Es ansiedad. La mejor solución para esto es vaciar la cabeza con prácticas como la meditación, por ejemplo.

6. Si es necesario, acude al médico.

¿Nada de esto funciona? Busca un médico. La privación del sueño es uno de los hábitos más dañinos para nuestra salud. No pospongas el asunto.

Hacer comentario

7 Reacciones