5 curiosidades sobre el canibalismo

Aparentemente, los humanos se vienen comiendo unos a otros desde hacer por los menos 800 mil años. Ante la frontera del hambre, miles de años atrás, muchos se justificaron con buenas razones. Y es que un ser humano adulto, en promedio, proporciona unos 30 kg de comida.

carne

Pero afortunadamente vivimos en la era del microondas y del servicio a domicilio, donde el canibalismo ha dejado de tener alguna justificación. Sin embargo, esta horrible práctica aún se mantiene vigente. Hace unas semanas se supo que Nazario ‘el Chayo’ Moreno, líder máximo del cartel mexicano de Los Caballeros Templarios, obligaba a sus nuevos reclutas a consumir el corazón de personas que habían asesinado ellos mismos. Con este dato tan aterrorizante en mente, aquí te presentamos 5 curiosidades sobre el mundo del canibalismo.

 

5 – La carne humana tiene un sabor parecido a la carne de cerdo.

Sí, leíste bien: la carne humana debe tener un gusto parecido a la deliciosa carne de cerdo. El criminal alemán Armin Meiwes, un caníbal famoso, asesinó a un hombre y llegó a consumir hasta 20 kg de su carne. Él confesó que tenía un sabor a carne de puerco, “pero un poco más amarga y más fuerte. Es un sabor exquisito”.

Aparentemente, la edad de la persona, la parte del cuerpo y, evidentemente, la forma en que se cocina, influyen en el sabor final.

 

4 – Caníbales en familia.

El canibalismo se divide en dos grupos principales: endocanibalismo y exocanibalismo. Las prácticas son diferentes, pero igual de aterradoras.

Los endocanibales comen los restos de sus amigos muertos y familiares como una forma de honrarlos y venerarlos. La tribu de los Fore, por ejemplo, en el pasado fue bastante conocida por comer el cerebro de sus muertos para permitir que el alma del difunto permanecería cerca de la familia.

Los exocanibales por otro lado, hacen lo mismo, pero por nada más que placer y como una forma de asustar a otros. Estos son los verdaderos enfermos.

 

3 – Todos somos caníbales innatos.

Es cierto. Siempre que nos llevamos las uñas a la boca (o las secreciones residuales de nuestra nariz, para los más asquerosos), estamos practicando algo que se denomina “auto-canibalismo”.

Sin embargo, hay un lado más siniestro de esto, ya que el término también se aplicara, aunque de una forma forzada, para definir a aquellas personas que comen partes de su propio cuerpo. Como en 2003, cuando la ONU acusó a rebeldes congoleses de obligar a las tribus de pigmeos a que comieran su propia carne.

En 1934, un grupo de racistas blancos del sur de los Estados Unidos secuestraron a un hombre negro llamado Claude Neal en Jackson County, Florida, y lo obligaron a comer sus propios testículos para después colgarlo y quemarlo.

 

2 – El canibalismo es una práctica común entre los animales.

Es un hecho: muchos animales se comen unos a otros. Las hembras de algunas especies de araña, comen a sus compañeros reproductivos para aumentar sus posibilidades de una fertilización exitosa que las ayude a producir huevos saludables.

Incluso los hipopótamos, que normalmente son herbívoros, han sido vistos comiéndose a otros de su especie. El mes pasado, Leejiah Dorward, del Imperial College Conservation Science, observó a dos hipopótamos alimentándose del cadáver en descomposición de otro hipopótamo en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica.

 

1 – La carne humana ya fue usada en la medicina.

Por mucho, este es el dato más asqueroso. Imagina que estás en la cama con una gripe milenaria. El médico viene, esperas que te de algunas aspirinas y consejos para mantenerte en reposo – ¿y que te da? El hígado de un pobre sujeto que pereció la semana anterior. Precisamente era esto lo que sucedía en toda Europa durante el medioevo.

Se creía que la grasa humana ayudaba a sanar las heridas y que era efectiva para tratar la artritis y el reumatismo, mientras que la sangre, especialmente la sangre de la menstruación, era indicada para aliviar la epilepsia. Puedes leer más de esto en Medicina directo del cadáver.

Sabias que

Artículos Relacionados

  • Enrique Peña Nieto Feb 5, 2015

    Por eso yo me los estoy comiendo a todos…

    • ChavoLoco Feb 5, 2015

      Bravo chistosito

    • el chico sin avatar Feb 5, 2015

      pus comete esta 8=====>

  • carolina Feb 5, 2015

    Ufa
    Que miedo, de verdad, sería realmente repugnante

  • An khan Feb 5, 2015

    Todos somos caníbales innatos.

    na, es tanto como decir que todos somos racistas o jotos o pedofilos innatos.

  • yanimeacuerdo Feb 5, 2015

    yo soy canibal lo e de confesar….pero solo “como” mujeres, y normalmente solo me las como ahi donde estan pensando…XDXDXD

    • SIUNGATOMUERE Mar 15, 2016

      SI TU COMO NO….. SE ME HACE QUE TU ERES SHOTO….

  • Elmer Homero Feb 5, 2015

    Yo me como una pequeña porción de mi mujer todas las noches. Bueno exageré. Casi todas las noches

  • Alexqui Feb 5, 2015

    Decía un cacique suramericano cuando le preguntaron los conquistadores porque se comían a los prisioneros que el era un jaguar y por eso comía carne humana y que prefería la carne de los hombres a la de las mujeres, al parecer la mejor carne humana es la de un hombre joven no mayor a 25, la de las mujeres no es tan “sabrosa” en la parrilla, no así en otro sitio…

  • Pipo Sep 20, 2016

    El caso de Claude Neal, ajusticiado por los “racistas blancos” como decís, estaría bien que añadiérais también que era un violador y asesino de mujeres, porque tal como lo explicáis omitiendo este dato e insultando a los que ajusticiaron a un violador y asesino, dais mala, muy mala, impresión… la de alguien que simpatiza con violadores y asesinos de niñas.

Formulario de comentarios

Send this to friend