5 animales con embarazos y partos de terror

Fabricar bebés no es la tarea más difícil del mundo – lo que tiene sentido, ya que es un proceso primordial para conservar las especies y un aspecto en el que la naturaleza no ganaría nada complicándolo. Sin embargo, el milagro de la vida (me recordó a la leyenda urbana de Susy Delucci) no siempre es la cosa más linda y poética. En algunos casos, de hecho, parece algo sacado de una película de terror.

 

1. Los piojos de mar nacen después de comer a sus madres de adentro hacia afuera.

¿Alguna vez te preguntaste porqué existen los piojos de mar? Porque los hay. No tienen demasiadas funciones, y de las pocas que tienen, la peor podría ser la de comer a sus propias madres por dentro.

piojo de mar

Hay cientos de especies de piojos de mar, cada una más repugnante y vil que la otra. Y se multiplican más que los problemas en un lunes por la mañana. En primer lugar, un piojo de mar macho se ve en la necesidad de reproducirse. Después, toma a prácticamente todas las hembras que puede conseguir, que pueden ser hasta 25 de una sola vez. No tienen rituales de apareamiento, ni cariño, ni abrazos. Estos machos simplemente van al punto.

Y así, casi instantáneamente, decenas de piojos de mar bebés empiezan a formarse en el interior de las hembras condenadas. Y una vez que los pequeños están listos para nacer, sucede esto: los piojos bebés, literalmente, se abren paso al exterior masticando las entrañas de su madre. Parece algo demasiado cruel, ¿no? Sobre todo porque esta historia no incluye a una madre abnegada y heroica sacrificándose por sus hijos. Éstas simplemente no tienen elección.

 

2. Los hámsters comen a sus bebés ante la minina señal de peligro.

Los animales, incluidos los humanos, están genéticamente programados para proteger a sus crías de situaciones peligrosas (con excepción de las hembras del piojo de mar, que pasan sus días siendo asesinadas como para tener que preocuparse por alguien a quien proteger). La mayoría de los animales hacen esto ocultando a sus hijos en un lugar seguro, o enfrentando con valentía cualquier amenaza que se cruce en el camino.

hamster

Pero eso no sucede con las madres hámsters. Ellas hacen las cosas un poco diferentes. En las primeras dos semanas después del parto, si creen que sus crías se ven amenazadas de alguna forma, simplemente se las comen. ¿Será que piensan algo como “si no es mío, no será de nadie”? El video muestra un ejemplo. Pero antes, una advertencia: si acabas de comer, o estás pensando en alimentarte, ten en cuenta que las imágenes son para personas de estómago fuerte.

Como puedes observar (si te picó la curiosidad lo suficiente como para reproducir el video), los hámsters ni siquiera matan a sus hijos antes de tragarlos. Su instinto maternal natural es canibalizarlos brutalmente antes de que algún depredador les haga algún daño. ¿Gracias mamá hámster?

 

3. Unas ranas que tragaban sus huevos y vomitaban crías.

Antes de que comiences a hacer muecas, vale la pena acordarse de que el vómito y el embarazo son como los mejores amigos: inseparables. Seguramente tu madre recuerda muy bien esto. Pero esta especie de rana llevaba el asunto del vomito a un nuevo nivel.

rana de Australia

Las hembras de la especie rana de Australia (Rheobatrachus silus) dejaban que sus machos fertilizaran sus huevos, dejando que ellas preservaran su energía para la parte divertida, que venía a continuación: en el periodo de incubación, las hembras engullían los huevos enteros. Para evitar que los huevos fueran afectados por el ácido estomacal, las madres rana detenían la producción de jugo gástrico hasta por seis semanas, permitiendo que los huevos se desarrollaran con toda seguridad.

Entonces, una vez fuera del huevo, las ranas tenían algunas posibilidades como rutas de escape. ¿Adivina cuales escogían? Por donde entraban. Todo en nombre de la supervivencia de la especie. Desafortunadamente esto no fue suficiente, esta rana desapareció en 1981.

 

4. Los pesados delfines que no puede nadar durante el embarazo

Muchas mujeres embarazadas se sienten cientos de kilos más pesadas de lo que realmente están. Pero, aunque el aumento de peso pueda traer algunos problemillas de autoestima, generalmente no llega a ser tan peligroso hasta el punto de amenazar la vida de la madre. Justo lo que sucede con las madres delfín.

delfin bebe

Tras quedar preñadas, ganan bastante masa: se hacen hasta 50% más pesadas. Una condición que compromete su capacidad de nado. Es como si engulleras un yunque y saltaras a una piscina. ¿Qué situación, no? Sería divertido, si no fuera tan trágico – ya que puede terminar matando a los delfines, que se quedan sin fuerzas para subir a la superficie a respirar.

 

5. El pulpo gigante de California muere de hambre por crías que casi nunca sobreviven.

Los sacrificios nobles generalmente nos llenan de buenas historias y algunas lágrimas, excepto cuando se hacen totalmente en vano. Es el caso de estos pobres pulpos, genéticamente programados para morir por un grupo de crías que acaban muriendo de cualquier manera.

pulpo gigante pacifico

El pulpo gigante del Pacifico es un padre un tanto ocupado. Paso a explicarme: un embarazo promedio acostumbra a producir un promedio de entre 50,000 y hasta 70,000 huevos, lo que significa que la madre pulpo tendría por lo menos unas 49000 crías solicitando atención. Cada uno de esos huevos tiene el tamaño aproximado de una uña encarnada. Es decir: hasta el momento en que crecen y se vuelven independientes, lleva algo de tiempo: Tan sólo el periodo de incubación les toma seis meses, en el nido. Y en su necesidad de proteger a las crías, la madre esta tan preocupada que ni siquiera tiene tiempo para alimentarse, ni crecer. Seis meses enteros sin comer: ni siquiera los osos que hibernan aguantan tanto tiempo sin alimento.

Cuando las crían están los suficientemente grandes como para salir del huevo, la madre pulpo ya prácticamente es pura piel y huesos (como si tuviera huesos). Entonces muere, librando a sus hijos de tener que hacer un sorteo para ver quien se ocupa de ella. No es que importe, porque la mayoría de ellos ni siquiera sobrevivirán. Y cuando digo la mayoría, quiero decir que tan sólo unas 2 crías llegan a sobrevivir. ¿Triste, verdad? Puede que sí, pero cuando se trata de perpetuar la especie, todo se vuelve vagamente comprensible.

Adaptación: cracked.com

Biología

Artículos Relacionados

  • Morena Consentida Sep 9, 2014

    Wow!! Increible Gracias Marciano 😀

  • facs555 Sep 9, 2014

    El sarcasmo para usos educativos siempre funciona

  • 3 hectareas de camotes Sep 9, 2014

    Que pedo con el conteo

  • pimp Sep 9, 2014

    Mis hijos me dejaron en la calle !!! que mas tragedia que esa ??

  • draxdrilox Sep 9, 2014

    Viendo todo eso uno se pregunta, como han logrado sobrevivir esas especies?? Debieron autoextinguirse hace siglos..o tal vez ese “logro” sera solo para los humanos??

  • Margaret Nov 11, 2016

    Fabulous photos. I Love Octopus. I make Octopus jewelry and I would like to put some of your photos on my facebook website. Please let me know if you will allow me the privilege.

Formulario de comentarios

Send this to friend