14 lecciones que deberíamos aprender del matrimonio más longevo

Zelmyra y Herbert Fisher rompieron el récord mundial Guinness por el matrimonio más duradero. Este par de tórtolos celebraron sus nupcias el día 13 de mayo de 1924, y en 2008 se hicieron con el récord por ser la pareja más duradera con 84 años de convivencia juntos, y pese a que ya no están con nosotros, aún ostentan su título hasta nuestros días.

Zelmyra y Herbert Fisher (2)

En el año 2011, Herbert murió a los 105 años de edad, y dos años después, en 2013, Zelmyra le hizo compañía en el más allá, también falleciendo a la edad de 105 años. Cuando Herbert partió, el matrimonio había estado unido durante 87 años. Antes de sus muertes, ambos fueron entrevistados con la intención de descubrir cuál era el secreto de su amor eterno… y las respuestas que ofrecieron son increíblemente simples.

 

¿Qué les hizo darse cuenta que pasarían el resto de sus vidas juntos?

“Cada día que pasaba nuestra relación se hacía más sólida y segura. El divorcio nunca fue una opción, ni siquiera un pensamiento”.

 

¿Cómo supo que su esposo era la persona correcta para usted?

“Crecimos juntos y éramos los mejores amigos antes de casarnos. Una amistad es para toda la vida; nuestro matrimonio ya ha durado una vida entera”.

 

¿Hay algo que harían diferente, después de 80 años de matrimonio?

“No cambiaríamos nada. No existe ningún secreto para nuestro matrimonio, sólo hicimos lo que era necesario para el otro y para nuestra familia”.

 

¿Cuál es su consejo para alguien que intenta mantener la esperanza de que la persona correcta existe?

Zelmyra: “La mía estaba a la vuelta de la esquina. Nunca es demasiado tarde, por lo que hay que mantener la fe. Cuando la encuentres, inmediatamente sabrás que esa es la persona correcta”.

Zelmyra y Herbert Fisher (3)

 

¿Cuál fue el mejor consejo que recibieron como matrimonio?

“Respeto, apoyo y comunicación constante. Ser fiel, honesto y autentico. Amarnos los unos a los otros con todo el corazón”.

 

¿Cuáles son los atributos constantes de un buen esposo?

Zelmyra: “Trabajador y buen proveedor. La década de 1920 fue difícil, pero Herbert quería y nos dio lo mejor. ¡Me casé con un buen hombre!”

 

¿Cuál es el mejor recuerdo del Día de los Enamorados?

Zelmyra: “Yo hago la comida todos los día. Esa vez Herbert salió temprano del trabajo y me sorprendió. Había hecho una cena para mí. Es un excelente cocinero”.

Herbert: “Le dije que hice la cena para que pudiera relajarse. Su rostro y el plato limpio me hicieron el día”.

 

Se casaron muy jóvenes. ¿Cómo lograron crecer como individuos sin separarse como pareja?

“Todos aquellos que plantan una semilla y cosechan el fruto lo celebran juntos. Somos individuos, pero nos realizamos juntos”.

Zelmyra y Herbert Fisher (5)

¿Cuál es el mejor recuerdo de su matrimonio de 85 años?

“Nuestro legado: 5 hijos, 10 nietos, 9 bisnietos y un tataranieto”.

 

¿La comunicación se vuelve más fácil con el tiempo? ¿Cómo mantienen la paciencia?

“Los niños ahora son mayores, entonces podemos conversar más ahora. Podemos aprovechar nuestro tiempo en el porche o en nuestras mecedoras… juntos”.

 

¿Cómo hicieron frente a los periodos donde tuvieron que separarse durante largos periodos de tiempo?

Herbert: “Estuvimos separados durante 2 meses cuando ‘Z’ (Zelmyra) fue hospitalizada con nuestro quinto hijo. Fue el momento más difícil de mi vida. La madre de Zelmyra me ayudó con la casa y con los otros niños, de no ser así hubiera perdido la cordura”.

 

Al final de un mal día en la relación, ¿qué es lo más importante que debemos recordar?

“Recordar que el matrimonio no es una competencia, nunca mantengan una puntuación. Dios los colocó a ambos en el mismo equipo para ganar”.

Zelmyra y Herbert Fisher (1)

¿Luchar es importante?

“¡Nunca físicamente! Estoy de acuerdo en que no hay problema en diferir y luchar por aquello que realmente importa. Aprende a doblarte sin romperte”.

 

¿Cuál es la única cosa que tienen en común y que trasciende a todo lo demás?

“Ambos somos cristianos y creemos en Dios. El matrimonio es un compromiso con el Señor. Oramos como los demás todos los días”.

 

El matrimonio de Zelmyra y Herbert resultaba inspirador aun después de 87 años, quedo claro que ambos estaban tan enamorados uno del otro como el día en que se casaron. Amar a otra persona durante toda una vida puede no ser fácil, pero definitivamente no es imposible.

General

Artículos Relacionados

  • Yoloswag Jul 16, 2014

    Mejor historia de amor que Crepúsculo.

  • miriam Jul 16, 2014

    LO APLICARE A LA VIDA DIARIA <3

  • DRACULA Jul 16, 2014

    Herbert: Zelmyraaaaa sirvenos comida a mi y a mis amigos que venimos hambrientos.
    Zelmyra: Cuantos son?
    Herbert: Somos 5
    Zelmyra: 5 nomas?, pues los mismos 5 que se van a ir a CH1N942 A SU M4D23

    • Mike Jul 16, 2014

      jajajaja a webo, los tiempos han cambiado.

  • Fernando Jul 16, 2014

    en ocasiones existe el “hasta que la muerte los separe”

  • yanimeacuerdo Jul 17, 2014

    comunicacion esa es la clave comunicar todo por pequeño que sea, para resolverlo juntos, confianza

  • Champ! Jul 17, 2014

    Este Sr. mis respetos… a pesar de ser amigos nunca estuvo digamos así en la Friendzone… I SALUTE YOU!

  • Alex Jul 17, 2014

    Uta yo nomas aguante 7 años, pero tendríamos que vivir 114 años mas mi nueva esposa y yo. Y ademas conseguirla hoy y casarme mañana.

  • Victor Walle Ago 3, 2014

    Hermoso simplemente hermoso

Formulario de comentarios

Send this to friend