10 hechos sobre la historia negra de Abraham Lincoln

Con absoluta certeza puedo asegurar que has escuchado hablar de Abraham Lincoln. Una especie de héroe, mártir e incluso (a últimas fechas) un cazador de vampiros, él es el presidente que todos los otros presidentes quieren llegar a ser una vez que son electos.

Abraham Lincol

En un único mandato, este hombre liberó a los esclavos, mantuvo la Unión americana y le mostró al mundo cómo manejar un país como un gran jefe. Aunque todo eso termina por ser opacado, ya que él realizaba todas estas acciones al mismo tiempo que se comportaba como un ser despreciable, torpe y autoritario. Echa un vistazo a esta lista con 10 razones por las que Lincoln fue (en secreto) un presidente terrible.

10. Imposición de la censura

censura

Por un momento supón que en la primera página de The Washington Post hoy aparece una historia hablando de Obama. Las acusaciones pueden ser infundadas, e incluso calumniosas, contener citas mal atribuidas al Presidente que hasta podrían llegar a socavar el esfuerzo de la retirada de Afganistán. Ahora imagina que este artículo resulta ser una farsa y Obama responde enviando al ejército para confiscar los papeles de las oficinas y arrestar a sus editores. Sería una barbaridad, ¿no?

Eso fue exactamente lo que hizo Lincoln en 1864. Dos periódicos habrían publicado un falso mensaje del presidente Lincoln quien respondió ordenando una intervención militar en las instalaciones de estos periódicos. La tremenda acción se vio justificada porque según el presidente, el artículo en cuestión fue perjudicial para el gobierno en un momento de crisis nacional. Al final, Lincoln recapacitó y ordenó la liberación de los editores cautivos.

 

9. Deportó a sus críticos

esposas

Conozcamos a Clement L. Vallandigham, un demócrata de Ohio, quien durante los oscuros días de la Guerra Civil disfrutaba de molestar a sus rivales republicanos, yendo en contra de todo lo que representaban. En 1860 organizó una campaña para poner fin a la guerra criticando a Lincoln por su abordaje tan arrogante a la libertad civil. Lincoln respondió a estas críticas haciendo arrestar a Vallandigham, y bajo juicio militar fue deportado a las líneas enemigas.

Para ser completamente claros, Vallandigham no era un espía, ni estaba ayudando a los Confederados. No era más que un pobre diablo que tenía una admiración errada por el Sur y que se sentía incómodo con ganar una guerra aplastando la libertad de los civiles. Mandarlo a deportar por expresar esas opiniones estaba muy lejos de ser una democracia, como resulta evidente. Así, Lincoln hizo un montón de cosas que no encajan precisamente con la idea de un líder democrático.

 

8. Suspendió el Hábeas Corpus

Hábeas Corpus

Todos los días los noticiarios nos hacen testigos de políticos corruptos y criminales quedando en libertad gracias al hábeas corpus. Como debes de saber, el hábeas corpus es un importante principio jurídico. En esencia, significa que cualquier estado que ordena la detención de un individuo tiene que, inmediatamente, justificar la detención delante de un juez. No tener este derecho se traduce en que cualquier persona pueda ser arbitrariamente detenida y encarcelada hasta el final de sus días.

En 1860, durante la Guerra de Secesión, EE.UU. se convirtió en un país fragmentado debido a la división entre el Norte y el Sur. Lincoln, como comandante en jefe de las fuerzas de la Unión, fue el primer presidente de EE.UU. en asumir vastos poderes no establecidos en la Constitución americana.

El Presidente suspendió el habeas corpus – el derecho de la persona a ser escuchada en una Corte Judicial. Lincoln recibió duras críticas a raíz de esta acción. El Partido Republicano y el gobierno de Lincoln recibirían duros señalamientos del Partido Demócrata, que querían el fin inmediato de la guerra. Incluso algunos miembros del propio partido republicano que conformaban el ala extremista del Partido, criticaron a Lincoln, pidiendo esfuerzos para una guerra más agresiva, la inmediata abolición de la esclavitud y cambios inmediatos en la estructura socio-económica de los Estados del Sur de los Estados Unidos.

 

7. El nombramiento de Ambrose Burnside

ejercito militar

Siendo un mandatario ampliamente aceptado por su genialidad estratégica, Lincoln ciertamente tenía un talento especial para elegir generales incompetentes. En noviembre de 1862, nombró al republicano Ambrose Burnside para que se hiciera del control del Ejército del Potomac, ¿puedes imaginar que fue lo que ocurrió en seguida?

A cinco días de tomar posesión del cargo, Burnside le revela a Lincoln su plan para un asalto audaz a la capital confederada. Burnside, en contra del consejo del presidente, lanza una ofensiva prematura a través del río Rappahannock, donde fue sorprendentemente derrotado por Robert E. Lee en Fredericksburg en el mes de diciembre. Burnside no solamente había sido derrotado en el campo de batalla, sino que sus soldados estaban descontentos e indisciplinados. Las deserciones durante 1,863 se contaban por miles y aumentaron después de Fredericksburg. Lincoln trajo a Joseph Hooker, a pesar de su discurso acerca de la necesidad de una dictadura militar.

 

6. Suspensión de la Proclamación de Emancipación dada por el general Hunter

esclavitud

Para nadie resulta ser un secreto que Lincoln odiaba la esclavitud, y que una vez dijo: “Si la esclavitud no está mal, entonces nada está mal”. Pero había por lo menos una cosa que odiaba con la misma ferocidad, a los subordinados que le pisaban la punta de los pies. En mayo de 1862, estas dos pasiones tuvieron un encontronazo con resultados deprimentes.

Algunas semanas antes, soldados de la Unión, al mando del general David Hunter habían logrado ocupar un pedazo de Carolina del Sur, Florida y Georgia. Con la Confederación derrotada en esa región, Hunter tomó una actitud un tanto heroica e inesperada, declaró que todos los esclavos de los estados ocupados eran libres. Pero desafortunadamente para los 100,000 o más esclavos su proclamación fue derogada una semana más tarde, ya que el “Gran Emancipador” Lincoln suspendió su orden, aplastando cualquier sueño de libertad que puedan haber tenido en ese momento.

Por supuesto, Hunter nunca tuvo derecho de emitir tal orden, porque el propio Lincoln quiso e hizo la Proclamación de Emancipación tan sólo unos meses más tarde. Aun así, el incidente sigue siendo un recordatorio de que Lincoln valorizaba otras cosas por encima de la abolición, o sea, su propio ego inflado.

 

5. Nombramiento del General Hooker

soldado loco

El general Joseph Hooker no era tan incompetente como el cómico Ambrose Burnside, pero a su propia manera era especial, y probablemente peor. Nombrado en sustitución de Burnside después de la derrota ante Lee, era tan tímido en el comando que Lincoln le escribió personalmente una carta indicándole que no realizara ningún movimiento extraño sin consultárselo, toda vez que Lincoln ya había hecho el compromiso de dejarlo en el cargo. Unos meses después al mando, Hooker envió a sus tropas a la derrota decisiva en la Batalla de Chancellorsville.

Chancellorsville es conocida como la “batalla perfecta” del General Lee, porque su arriesgada decisión de dividir su ejército ante la presencia de una fuerza enemiga muy superior resultó en una significativa victoria confederada. La victoria, producto de la audacia de Lee y el desempeño tímido del combate de Hooker, fue moderada por numerosas bajas y la herida mortal del teniente general Thomas J. “Stonewall” Jackson bajo fuego amigo, una pérdida que Lee comparó a “la pérdida de mi brazo derecho.”

Cuando las victoriosas tropas de Lee se dirigieron a Pennsylvania, Hooker no logró detenerlos o enfrentarlos y desperdició un tiempo precioso enfocándose en la capital de la Confederación en lugar de comenzar la persecución. Por último, en la víspera de la batalla de Gettysburg, Lincoln lo relevó de su cargo, el primer paso inteligente que hizo luego de nueve meses contratando idiotas.

 

4. Condescendiente con los dueños de esclavos

agricultores

La reputación moderna de Lincoln es la de un hombre brillante que siempre procuró hacer lo correcto, especialmente con todo lo relacionado a la esclavitud. La verdad es un poco menos perfecta. En realidad, Lincoln era sobre todo un pragmático, y este pragmatismo a veces lo llevó a apoyar algunas leyes verdaderamente repugnantes.

Lincoln siempre estuvo a favor de la Ley de Esclavos Fugitivos. En 1859, cuando el Partido Republicano de Ohio denunció la captura de esclavos fugitivos, Lincoln se opuso argumentando que eso sería un golpe fatal para el Partido Republicano, y tomó medidas urgentes para impedir que el partido hiciera lo mismo en Illinois: “Les aseguro que la causa republicana no tendrá oportunidad en Illinois de asumir esta plataforma política“. En 1854, él había dicho: “Yo le daría a los sureños cualquier legislación que les garantice la restitución de sus fugitivos“.

Así es, el hombre que, eventualmente, “liberó a los esclavos” casi los condena a una eternidad de servidumbre en su lugar.

 

3. Se ensañó con los nativos americanos

nativo americano

Se puede percibir en este artículo que Lincoln no era exactamente un amante de la igualdad, como a Hollywood le gusta presentarlo, pero hay un grupo étnico que lo resintió mucho más que cualquier otro grupo. A pesar de toda su charla acerca de la igualdad, el primer presidente republicano de la historia fue marcado por una ola de brutalidades chocantes contra los nativos americanos.

En 1863, la administración de Abe supervisó una de las mayores apropiaciones de tierras de Navajos y Apaches Mescalero fuera del territorio de Nuevo México en una reserva denominada Bosque Redondo a 725 kilómetros de distancia. En un viaje definido como marcha de la muerte, miles de personas fueron llevadas a través de un desierto caliente con escasos suministros y recursos, y rodeadas por un ejército que ejecutaba de forma sumaria a los rezagados. Cuando los sobrevivientes llegaron a Bosque Redondo, fueron dejados en los campamentos, repletos de enfermedades miserables y simplemente abandonados ahí para morir. En el momento en que la decisión fue revertida, un tercio de las personas desterradas habían muerto de insolación o por inanición.

Puede sonar abominable, pero está lejos de ser el único ejemplo. Las masacres fueron una terrible rutina durante estos años y, a menudo quedaban impunes, pero si se trataba de nativos americanos realizando masacres, estos eran ejecutados con rigor. En resumen, la presidencia de Abraham Lincoln no fue un buen momento para los nativos americanos.

 

2. Supervisó un campo de concentración

esclavitud

No solamente los nativos americanos sufrieron la experiencia de los campos de concentración durante los años de Lincoln. Bienvenidos a Camp Douglas, el tipo de lugar que justifica la creación de la frase “el infierno en la tierra“. Si formabas parte de una fuerza militar de la Confederación durante los años sombríos de 1860 a 1865, había una buena probabilidad de que terminaras allí, combinada con una muy alta probabilidad de morir pronto. Destinado a albergar 6,000 reclusos, generalmente lo habitaban 12,000, y tal hacinamiento tuvo sus consecuencias.

Como no había suficiente alimento para todos, los prisioneros se alimentaban con carne y papas podridas. El saneamiento era inexistente y la falta de alcantarillado se traducía en montones de basura acumulada, creando un caldo de cultivo para las bacterias. La viruela, el paludismo y otras enfermedades mataron a decenas de miles. Tormentas transformaban aquel campamento en un baño de lodo fétido, mientras que el invierno congelaba a los prisioneros hasta matarlos. El hospital de la prisión estaba lleno de cadáveres de enfermos y discapacitados.

Douglas sigue siendo una mancha en el historial de Lincoln como un lugar donde los ideales de la esperanza y la democracia nunca existieron.

 

1. Defendió la limpieza étnica

racismo

Muy pocos asocian a Abraham Lincoln con los conceptos de limpieza étnica, pero él deseaba una América total y completamente desprovista de personas negras.

Durante la mayor parte de su vida, Lincoln apoyó y, a veces, era la fuerza motriz detrás de un plan para reunir a todas las personas de raza negra en el país y enviarlos por la fuerza a otro lugar. Esto pasaba de ser más que un deseo ocioso y oculto. En 1863, Lincoln aprobó personalmente una solicitud para que los esclavos liberados fueron enviados a colonias remotas de América Central y América del Sur. Un cargamento “prueba” de 450 esclavos emancipados fue enviado a Haití, donde su nueva colonia fue arrasada por la viruela y el hambre, y los sobrevivientes tuvieron que ser rescatados. También en 1864, Lincoln tenía la intención de seguir adelante con este plan, y de alguna manera u otra, creía que los blancos y los negros nunca serían capaces de vivir juntos como iguales.

En conclusión, el viejo Abraham Lincoln no era el santo que todo el mundo nos quiere hacer creer. No hay duda de que hizo algunas cosas asombrosas en su único mandato como presidente, pero es una pena que tuviera que contrarrestarlos con algunos errores verdaderamente atroces.

Fuentes: Listverse | Wikipedia

Historia

Artículos Relacionados

  • Jaimesteban Dic 11, 2013

    Vaya, buena clase de historia, no cabe duda que la gente necesita una “Leyenda” o un “Icono” Pero la realidad es otra.

  • mixtape Dic 11, 2013

    de hecho no creo que exista un personaje brillante sin claroscuros en su vida.

    hace poco leia sobre el lado oculto de mandela (qepd).

    creo que como alguna vez escuche.

    “estar en la politica es como bajar por la chimenea, quien no se quema, sale tiznado.

  • orion Dic 11, 2013

    gran post hery, pero permíteme discrepar contigo.

    En primer lugar, estaban en guerra civil. Haz oido de algun país-el que sea- que haya ganado una guerra sin ocultar información, sin imponer restricciones draconianas o sin deportar o encarcelar uno que otro enemigo del régimen? Ciertamente la unión Soviética no habría podido hacerlo, y tampoco lo hubiera podido hacer ni Estados Unidos ni Inglaterra. Por eso en la contitución se contempla la suspensión de garantías individuales, porque en el caso de una guerra estan interfieren con el desarrollo de cualquier campaña. Los gastos y costos ocultos son enormes-y a menudo terribles-pero son poca cosa si se les compara con la alternativa. Y si no me crees, fíjate en México; muchos soldados quieren ejecutar a cuanto narco agarran porque, siendo francos, los jueces no tardan en liberarlos, pero dado que los de derechos humanos y los periodistas no los dejan trabajar…. y no digo que no haya soldados que hagan cosas malas, pero si digo que muchas veces se perjudican buenos elementos de esa forma.

  • Red&Blu Dic 11, 2013

    lo cierto es que en momentos duros se necesitan lideres cabr*nes, imaginaos e un hippie en el lugar de abraham lincoln, lo hubieran hecho * los confederados.

  • scoutito Dic 12, 2013

    No es un dato obscuro ni dramatico, pero existe la leyenda negra de que a Lincoln le gustaba el arroz con popote…

  • yanimeacuerdo Fake Dic 12, 2013

    fuente wikipedia

  • jajajaja Dic 12, 2013

    Se imaginan en 100 años billetes de EPNdejo como el gran reformador de la republica

  • Mikel Dic 12, 2013

    Concuerdo completamente con Orion, en tiempos de guerra no se pueden tener las cosideraciones sentimentalistas a las que nos han estado acostumbrando los famosos derechos humanos, para lograr cambios verdaderos hay que hacer borrones, tumbar instituciones e incluso, cuando la situación lo requiere, hacer a un lado el humanismo sin con ello se obtiene un mejor resultado.

  • Omar Dic 13, 2013

    Lincoln es para los estqdounidenses como para nosotros Juarez (negocio con Lincoln grandes consesiones a cambio de apoyo contra los franceses) Lazaro cardenas (antidemocratico como buen protopriista y proveedor de petroleo de la Alemania nazi) o Francisco Villa y Zapata (leer a Mariano azuela sobre las terribles masacres de la revolucion) escuchamos todo esto de Lincoln con tranquilidad, prueben a hacer un post como este sobre nuestros “heroes nacionales” . El problema xon criticas asi es que por un lado se pierde la dimension humana de los personajes (lincoln fue unpolitico al fin y al cabo) y por otro lado el momento historico en cuestion (estaban en guerra, y ademas una guerra civil que es mucho peor) dense una vuela a “La otra historia de los estados unidos” de Howard Zinn, y “Las raices del fracaso americano” de Morris Berman para mayor profundidad.

  • orion Dic 13, 2013

    que tiene de malo que cardenaz haya vendido petroleo a la alemania nazi, si eramos victimas de un complot destinado a que doblaramos las manos? y a mi también me cagan los nazis

    • Omar Dic 15, 2013

      Justo ese es el punto: existe un hecho que yo señalo (la venta de petroleo a los nazis) y un juicio que percibes ( fue malo o no) y es el ultimo el impertinente. la verdad es que en el contexto historico los negocios con alemania fueron una reaccion logica, y fueron abandonados en cuanto dicho contexto cambio (la evidencia de la mostruosidad del regimen nazi se volvia innegable y EU e Inglaterra aflojaron el cerco contra Mexico) Lo mismo pasa con los hechos reseñados sobre Lincoln en el post. Esto no significa que todos los crimenes en la historia sean justificables, sino que su calificacion no es asunto trivial.

Formulario de comentarios

Send this to friend