10 Criminales capturados por su propia estupidez

Los crímenes perfectos son muy difíciles de lograr, pero las personas tontas parecen estar dispersas por montones. Algunas personas a lo largo de la historia han sido capaces de escapar de la justicia intactos, y sus casos permanecen abiertos hasta nuestros días. Sin embargo, si estas entrenando para convertirte en un maestro criminal, probablemente es una buena idea ir a los extremos cuando se trata de cubrir las pistas a fin de la que policía no pueda encontrarte. Al parecer, estas personas no recibieron el memo.

#10 – Anthony García – La piel que habito.

Anthony García

Anthony García era miembro de una pandilla en Los Angeles cuando participó en un crimen relacionado con un homicidio. Se las arregló para mantenerse al margen de todo durante cuatro años, pero fue detenido por un oficial de policía y se metió en problemas porque su licencia de conducir había vencido.

El problema que podría haberse resuelto con la incautación del vehículo y el pago de la multa, se hizo más grave cuando el oficial se dio cuenta que el tatuaje que García tenía en el pecho detallaba con dibujos el crimen perfecto sin resolver de hacía cuatro años. No demoró mucho tiempo para que las investigaciones del tatuaje y la escena del crimen revelaran al verdadero culpable.

 

#9 Marque Moore – Experto en comercio On-line.

robo bicicleta

Cuando de delincuencia se trata, ser un ladrón de bicicletas no es tan grave como el asesinato, la violación o el asalto, pero ciertamente es un crimen, y puede ser uno muy lucrativo cuando se roban las suficientes bicicletas. Marque Moore, un hombre de 57 años de edad, de San Francisco, había decidido que quería dedicarse a esto, y cuando la policía lo detuvo le encontraron 10 bicicletas y un número moderado de ruedas de bici, asientos y marcos.

Entonces, ¿cómo rastrearon a este ladrón de tan bajo perfil? Fue bastante fácil. El sujeto trató de vender una de las bicicletas robadas de nuevo a la víctima. La víctima encontró su bicicleta robada en un anuncio en línea y se dispuso a comprarla, mientras alertaba la policía sobre lo que realmente estaba pasando. Moore fue acusado de posesión de propiedad robada, violación de libertad condicional, y de posesión ilegal de un arma de fuego.

 

#8 Brittany Elder, Trent Blye y Joseph Davis.

cajuela coche

Debe ser bastante impactante que cuando estás en el trabajo haciendo negocios como de costumbre y en general para mantenerte a ti mismo, descubras que alguien en el estacionamiento está tratando de robar los neumáticos de tu coche. Y todavía más sorprendente si, al confrontarlos, las cosas empeoran cuando te asaltan y te meten en el maletero.

En esta situación, que en realidad sucedió en Louisville, Kentucky, Brittany Elder, Trent Blye y Joseph Davis pasaron de un simple robo al secuestro completo de un empleado de gasolinera. Luego subieron al coche con el empleado en el maletero y se marcharon. Pero la suerte estaba del lado del secuestrado, resulta que las placas del coche habían expirado, y el coche fue detenido por la policía. Al escuchar a los oficiales, el hombre empezó a gritar y a golpear en el interior del maletero, y la policía rápidamente se dio cuenta de que había más en juego que un simple caso de personas morosas.

 

#7 Hannah Sabata – Pal’ Face.

caja fuerte banco

Si te irritas con las personas que publican 20 fotos de cielos soleados cada mañana durante las vacaciones, tienes que saber que la exposición excesiva tiene un lado positivo. Como esa necesidad de contarle al mundo cada paso que se da es una especie de epidemia universal, no es de extrañar que también esté presente en los jóvenes delincuentes.

Y así fue que después de publicar un vídeo en YouTube, que mostraba el resultado de un robo de auto y robo de un banco, una un joven de 19 años fue arrestada. Felicitaciones ¿Dónde le doy Me Gusta?

 

#6 James Allan – ¿Jale o Empuje?

puerta

Hay una escena de la película Snatch en la que un par de delincuentes intentan un robo a mano armada y luego son incapaces de escapar de las instalaciones cuando les resulta imposible averiguar si deben empujar o tirar de la puerta para abrirla. Es una escena cómica, y que ningún espectador creería jamás que pudiera suceder en la realidad. Después de todo, ¿quién podría ser tan estúpido?

Al parecer, la respuesta a esa pregunta es “James Allan”, un hombre de 28 años de edad, quien intentó robar una tienda de conveniencia sólo para ser frustrado por, sí, haber empujado la puerta en lugar de jalar. No sólo eso, el tipo estaba usando una pistola de juguete y además se quitó la máscara justo frente a la cámara de seguridad. Lo más estúpido del asunto es que era un ladrón regular de la tienda, la había robado 10 días antes. Es bastante justo decir que nadie va a acusar a James Allan de ser un ladrón experimentado.

 

#5 Los bandidos de Facebook.

cafe internet

No suele ser una cosa horrible utilizar Facebook. Sin embargo, puede resultar bastante peligroso, ya que exhibe información y fotos personales disponibles para que cualquiera pueda verlas. Esto es especialmente cierto si vas a un café Internet y te olvidas de cerrar la sesión. Lo único que podría empeorar la situación en ese momento es que intentaras robar el café Internet a punta de pistola.

Eso es exactamente lo que sucedió en Calima, Colombia, cuando un par de hombres se detuvieron en un café Internet y se sentaron a usar las computadoras. Después de navegar por la web por un tiempo, el dúo sacó las pistolas y robaron el lugar antes de escapar en una motocicleta. Fue una salida limpia, y habría sido un crimen bastante sólido si no fuera por el hecho de que uno de los ladrones no había cerrado su sesión en su cuenta de Facebook, lo que permitió a la policía dar con él ya que su domicilio estaba en exhibición en su perfil.

 

#4 Richard Almaraoui – Tonto entre tontos.

pulsera policial

Luego de que alguien comete un delito y es puesto en libertad condicional o bajo arraigo domiciliario, a menudo se les coloca una etiqueta electrónica, por lo general una pulsera de tobillo, que realiza un seguimiento de sus movimientos para que la policía pueda mantener un ojo sobre ellos y asegurarse de que se están comportando. Richard Almaraoui de Norfolk, Inglaterra, fue uno de esos criminales.

Pero, ¿eso le impedía seguir cometiendo delitos? Por supuesto que no. En vez de comportarse y disfrutar de no estar encerrado en una celda penitenciaria, Almaraoui decidió que sería una mejor idea entrar en el apartamento de un estudiante para robarle su computadora portátil. No pasó mucho tiempo para que la policía encontrara al culpable, considerando que Almaraoui era un conocido delincuente reincidente y, oh sí, que todos sus movimientos fueron seguidos por la pulsera en su tobillo.

 

#3 Ted Bundy.

Ted Bundy

Uno de los asesinos más notorios de la historia, Ted Bundy, era conocido como “Lady Killer”, porque el tipo asaltaba, secuestraba, violaba y asesinaba con violencia a mujeres muy jóvenes. También es uno de los asesinos más desquiciados que se pueden encontrar en los anales de la historia moderna, teniendo en cuenta que era un necrófilo (sí, eso significa exactamente a lo que suena). Digamos que a él le gustaba volver a visitar a sus víctimas fallecidas de vez en cuando.

Fue en agosto de 1975, cuando Bundy fue finalmente capturado en Utah por la Patrulla de Caminos del sargento Bob Hayward. ¿Y cómo Hayward logró localizar al temido Bundy? No fue difícil. Él vio lo que consideró un vehículo de aspecto sospechoso que conducía por su barrio a las 2:30 AM, y cuando trató de orillar al VW Beetle, Bundy despegó en un esfuerzo por escapar. Cuando Hayward finalmente alcanzó a Bundy, una mirada en el asiento trasero reveló lo que parecían herramientas de robo a simple vista (una palanca, una máscara, cuerdas y esposas).

 

#2 Timothy McVeigh.

Federal Building

En 1995, Estados Unidos vio un acto sin precedentes de terrorismo doméstico cuando el Federal Building en Oklahoma City fue volado por explosivos colocados en un camión. El ataque mató a 168 personas e hirió a más de 800, y fue el ataque terrorista más mortífero que tendría lugar en suelo americano hasta el 9/11. A través de un buen trabajo de investigación, las autoridades pudieron conocer que Timothy McVeigh había sido quien alquiló el vehículo utilizado en la explosión. Pero todavía quedaba encontrarlo y detenerlo.

Fue una parada de tráfico de rutina lo que hizo que atraparan a McVeigh. Charlie Hanger de los Oklahoma State Troopers se dirigía al lugar del atentado, cuando recibió una llamada para cancelar su viaje a la ciudad y permanecer en su área para patrullar la carretera. Fue esta pequeña intervención fatídica la que hizo que él se encontrara en el lugar correcto en el momento adecuado. Cuando vio el coche de McVeigh conducir sin una etiqueta de registro, lo detuvo con el fin de emitir una citación. No fue sino hasta después de que ya había dicho a McVeigh porqué lo había detenido que se dio cuenta de un bulto debajo de la chaqueta de McVeigh, y momentos después, en una decisión acertada lo estaba arrestando. La lección, como siempre, es que si vas a cometer un delito, asegúrate de que el vehículo de escape este completamente en regla.

 

#1 David Berkowitz.

David Berkowitz

David Berkowitz es uno de los asesinos seriales más infames de todos los tiempos, a pesar de que es más comúnmente conocido como el Hijo de Sam. En la década de 1970, el Hijo de Sam aterrorizó a los habitantes de la ciudad de Nueva York, asesinando a seis personas y provocando una operación policial conocida como Operación Omega, formada por 200 detectives que trataban de detenerlo antes de que pudiera volver a matar.

Entonces, ¿cómo lograron atrapar finalmente a este infame asesino? Gracias a un boleto de estacionamiento. Berkowitz había estacionado su coche delante de un hidrante incendios antes de ir a cometer el asesinato, una mujer testigo lo vio rompiendo el ticket de aparcamiento y más tarde informó a la policía. Es imposible no pensar que el Hijo de Sam nunca hubiera sido atrapado si no fuera por su error fácilmente evitable de estacionar delante de un hidrante de incendios. Por supuesto, dado que Berkowitz afirmó que recibía órdenes de su perro, todo tiene sentido. Los perros no pueden resistirse a los hidrantes de incendio.

 

 Traducción: Listverse

Entretenimiento

Artículos Relacionados

  • maquinangel Oct 22, 2013

    El ultimo fue el mejor, claro, el perro le ordeno que hiciera todo. Si el perro ya hablaba, mejor lo vende y hace una fortuna jajajajaja.

    • Omar Oct 25, 2013

      El detalle es que decía que el perro era Satanás, así que venderlo se descarta. Buena el comentario final sobre los perros y las bombas de incendio, lol.

  • yanimeacuerdo Oct 22, 2013

    la es-tu-pi-dez es fuerte en ellos, cuando mueran seran uno con la es-tu–pi–de–z XD

  • Blackary Oct 22, 2013

    Creo que falto B.T.K. Ya que lo atraparon después de mandar un disco de computadora que la policía pudo rastrear hasta la computadora de la iglesia, eso fue después de platicar con los detectives quienes le prometieron que no había forma de rastrear el disco si se los mandaba.

  • fabian6891 Oct 22, 2013

    chale y yo traigo un brazalette tambien por mis tonterias

  • Kaiser Diavolo Oct 22, 2013

    el de ted bundy realmente fue estupido, aunque el perro no se queda atras

  • Mau Oct 23, 2013

    Acá en Canadá es bastante común ver las llantas de las bicicletas con los candados en forma de “U” abandonadas por todos lados. Y on-line hay miles de bicicletas vendiéndose. A mí me vendieron una muy barata, que un señor se “había encontrado”.

  • sergio Oct 23, 2013

    eso del facebook me parece realmente tonto, andar plublicando cada segundo lo que hago, que ya desperte, que ya desayune, que ya cague, por favor, a nadie le intetesa, yo de mi parte no uso facebook, para no cometer tonterias!

  • José Luis R Oct 23, 2013

    jaja, aquí en México un ladrón quiso asaltar a un soldado con una pistola de juguete en frente de la zona militar…

Formulario de comentarios

Send this to friend